Ver ahora

El COVID-19 puede causar coágulos en embarazadas y mujeres que toman píldoras anticonceptivas

Pese al posible peligro, aún se necesita investigación adicional para poder determinarlo.
Las investigaciones para determinar si se pueden generar coágulos aún debes seguir (Foto: Pixabay)

El COVID-19 puede aumentar el riesgo de coágulos de sangre en mujeres embarazadas o que toman estrógeno para el control de natalidad o terapia de reemplazo hormonal, según un nuevo estudio publicado en ‘Endocrinology’, la revista de la Sociedad de Endocrinología.

Te recomendamos: Hombres son más sensibles que las mujeres al coronavirus: Científicos

Una de las muchas complicaciones del COVID-19 es la formación de coágulos sanguíneos en personas previamente sanas. El estrógeno aumenta la posibilidad de coágulos sanguíneos durante el embarazo y en mujeres que toman píldoras anticonceptivas o terapia de reemplazo hormonal.

Si se infecta con COVID-19, el riesgo de coagulación sanguínea de estas mujeres podría ser aún mayor, y es posible que necesiten someterse a una terapia de anticoagulación o suspender sus medicamentos con estrógenos.

“Durante esta pandemia, necesitamos investigación adicional para determinar si las mujeres que se infectan con el coronavirus durante el embarazo deben recibir terapia de anticoagulación o si las mujeres que toman píldoras anticonceptivas o terapia de reemplazo hormonal deben suspenderlas“, señala el autor correspondiente del estudio, Daniel I. Spratt, del Centro Médico de Maine y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts en Boston, ambos en Estados Unidos.

“La investigación que nos ayuda a comprender cómo el coronavirus causa coágulos sanguíneos también puede proporcionarnos nuevos conocimientos sobre cómo se forman los coágulos sanguíneos en otros ajustes y cómo prevenirlos”, añade.

Investigar y comprender la causa de la coagulación de la sangre en COVID-19, incluidos los efectos de intersección de la terapia con estrógenos o el embarazo, tiene varios obstáculos y requerirá modelos innovadores de animales y tejidos.

En este sentido, asegura que las conversaciones entre médicos e investigadores básicos y entre endocrinólogos y hematólogos son necesarias para explorar las posibles interacciones entre el SARS-CoV 2, el virus que causa COVID-19, y el embarazo o la terapia con estrógenos que podrían guiar el manejo clínico.

Con información de Infosalus