Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Festivales y conciertos musicales podrían regresar hasta 2021

En México, muchos conciertos y festivales musicales han sido reprogramados para fin de año, pero tal vez esto es una estimación precipitada.
(Stock / CC)

Diferentes conciertos y festivales masivos han cancelado o pospuesto sus fechas por la epidemia del nuevo coronavirus en México y en el mundo. Muchos de estos festivales, para no cancelar completamente sus caras presentaciones, decidieron simplemente reprogramar su apertura para momentos que calcularon más propensos. Sin embargo, tal vez todas estas estimaciones fueron demasiado optimistas.

Te recomendamos: ¿Cuáles son las fases del coronavirus en México?

Muchos sectores de la industria del entretenimiento se han visto afectados por la pandemia por el nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19. Desde restaurantes, hasta bares, antros, cines y, evidentemente, conciertos y festivales musicales. Después del Vive Latino, que se llevó a cabo en medio de una gran controversia, todas las reuniones con más de 100 personas fueron canceladas por órdenes del gobierno. Evidentemente, esto llevó a la cancelación o al cambio de fecha de todos los grandes festivales programados para 2020.

Solamente la empresa OCESA ha suspendido conciertos de Portugal, The Man, MGMT, Ricky martin, Andrés Calamaro, Zoé, Tame Impala, Alejandro Fernández, 31 minutos, Mercury Rev, Los Tigres del Norte y The Magic Numbers en Guadalajara, Morelia, Monterrey, San Luis Potosí, Aguascalientes, Querétaro y la Ciudad de México. Además de cancelar festivales como el Festival Ceremonia en la Ciudad de México.

Sin embargo, no todos los festivales fueron suspendidos indefinidamente. Festivales como el Pa’l Norte (con nuevas fechas para el 11 y 12 de septiembre), el Corona Capital Guadalajara (con nuevas fechas para el 12 y 13 de septiembre) y el Festival Vaivén de Cuernavaca (con nuevas fechas para el 10 de octubre). Otros festivales más, con mucho más prudencia, decidieron posponer sus fechas hasta el próximo año. Fue el caso del festival de metal, Domination, que reprogramó para el 2021; o el de muchos festivales importantes de otras partes del mundo, como Glastonbury en Reino Unido, Roskilde en Dinamarca, y el Hellfest en Francia.

A pesar del optimismo de ciertos festivales mexicanos, algunos expertos opinan que las medidas de prevención y cuarentena pueden extenderse mucho más de lo esperado. Así opinó Zeke Emanuel, director del Instituto de Transformación Sanitaria de la Universidad de Pensilvania, en un panel para el New York Times:

“Reactivar la economía debe hacerse por etapas, y tiene que empezar con los lugares de trabajo que permiten cierta distancia física entre los empleados. Esos son los lugares que pueden regresar más pronto. Algunas construcciones, algunas plantas de manufactura o algunas oficinas en donde se pueden mantener distancias razonables de más de metro y medio entre personas pueden regresar a la normalidad más rápido. Pero las reuniones masivas -conferencias, conciertos o eventos deportivos- son otra cosa. Cuando veo que la gente está reagendando una conferencia o una graduación o un evento para octubre de 2020 no tengo idea de cómo piensan que eso sea una posibilidad factible. Creo que ese tipo de cosas van a ser las últimas en regresar a la normalidad. De forma realista, creo que estamos hablando de que regresen en el otoño de 2021 a lo más pronto.”

Por supuesto, este panelista está opinando para la realidad de Estados Unidos, un país mucho más severamente afectado por la pandemia. Sin embargo, México ha sido de los últimos países en ser contagiados. Si Estados Unidos, con una curva de enfermedad que, posiblemente, disminuirá antes, prevee un confinamiento tan prolongado, podemos suponer que el pronóstico para volver a agendar los grandes festivales en México no puede ser tan optimista.

En cualquier caso, todavía no se anuncia, ni siquiera, la fase tres de la pandemia en la que se pronostican medidas de prevención mucho más severas. Es decir que todavía no tenemos la menor idea de cuándo y cómo regresaremos a la normalidad y podremos tener, sin riesgos, grandes congregaciones masivas. Probablemente, como bien explican los expertos entrevistados por The New York Times, el regreso sea progresivo y escalonado. Así, primero abrirán lugares de trabajo que pueden asegurar la sana distancia, después algunos restaurantes espaciosos y, al último, las grandes concentraciones como cines y conciertos.