Estrés por contingencia de coronavirus puede empeorar dermatitis atópica: UNAM

El estrés suele asociarse a trastornos emotivos, en este caso, el temor a infectarse de COVID-19 o a la crisis económica derivada de la pandemia.
Imagen de archivo (Pixabay).

El estrés provocado por la cuarentena implementada para evitar la propagación del coronavirus podría empeorar la dermatitis atópica de algunas personas.

Te recomendamos: La pérdida del olfato podría ser un primer síntoma de COVID-19

De acuerdo a Rosa María Ponce, dermatóloga de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el estrés ocasionado por el confinamiento para impedir el contagio del coronavirus COVID-19 podría ocasionar o empeorar un cuadro de dermatitis atópica.

El estrés suele asociarse a trastornos emotivos, en este caso, el temor a infectarse de COVID-19 o a la crisis económica derivada de la pandemia.

Otros factores externos que también pueden agravar la dermatosis persistente (antes llamada neurodermatitis) es el sudor propio, el clima (mucho frío o calor) o el uso de irritantes como el jabón.

En casos extremos el estrés también puede desencadenar alopecia areata (caída de cabello en círculos), tricotilomanía (jalarse o arrancarse el cabello), onicofagia (morderse las uñas), onicotilomanía (cortarse las uñas de manera reiterada) y excoriaciones neuróticas (arrancarse fragmentos de piel).

Recomendaciones

Para las personas con dermatitis atópica la dermatóloga recomienda el lavado de manos adecuado, evitando una fricción en exceso para no generar heridas en la piel. Además de usar jabones que tengan alguno de estos ingredientes recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Cloroxilenol
  • Clorhexidina
  • Hexacloruro de gamabenceno
  • Vodoforos
  • Triclosán
  • Alcohol

Otra recomendación ante esta contingencia epidémica es tomar baños de sol de 3 a 5 minutos diarios (en el caso de los adultos mayores con dermatosis, deben ser un día sí y otro no) en el patio, azotea o ventana.

La especialista aclaró que el coronavirus SARS-CoV-2 no ocasiona infecciones cutáneas, pues entra al organismo por la nariz, boca y ojos.

 

Con información de Gaceta UNAM