Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Por coronavirus, cubrebocas inundan mar de Hong Kong

El número de cubrebocas en los mares de China se está convirtiendo en algo preocupante.
Noticieros Televisa
(Ocean Asia)

No es un misterio que China es el país que más contamina en el mundo. Al mismo tiempo, el uso de cubrebocas ha crecido exponencialmente después del surgimiento del coronavirus COVID-19 en la ciudad de Wuhan. Desde hace varias décadas, por el auge de las grandes ciudades en China, la contaminación en el país más poblado del mundo se ha convertido en un problema real de salud nacional y en un problema ecológico internacional. Ahora, la contaminación por cubrebocas parece sumarse a todas las preocupaciones ecológicas de China.

El grupo ecologista Ocean Asia hace frecuentes investigaciones para encontrar componentes plásticos en las islas de Soko en la costa suroeste de la isla Lantau en Hong Kong. El grupo visita dos veces al mes la bahía para analizar la cantidad de microplásticos y de acumulación de basura. Pero, en su última visita, encontraron algo mucho más preocupante…

En la última investigación del grupo ecológico, encontraron una preocupante concentración de cubrebocas en la playa. Y ésta es una pequeña muestra de lo que puede estar sucediendo en los océanos alrededor de Asia y, potencialmente, en todo el mundo. Después de la reciente crisis por el COVID-19, la población en Hong Kong (que supera los 7 millones de habitantes) está utilizando, en promedio, de una a dos mascaras sanitarias por persona, por día.

En expediciones anteriores, Ocean Asia había encontrado, ocasionalmente, algún cubrebocas en la playa. Pero, ahora, por el número de mascaras sanitarias encontradas, el grupo está empezando a hacer análisis de mareas para mapear las zonas que más están desechando cubrebocas. Y los resultados son desesperanzadores…

A pesar de que las concentraciones de cubrebocas en la bahía de Hong Kong es preocupante, es importante considerar que esto no es un hecho aislado. Las consecuencias económicas y ecológicas de la pandemia van causar problemas que, en todo el mundo, tendremos que enfrentar mucho tiempo después de que se controle el brote de COVID-19.

(Ocean Asia)