¿Cuáles son las fases del coronavirus en México?

Te explicamos cuáles son las fases del coronavirus en México y qué pasará cuando lleguemos a la Fase 3 de la epidemia.
Noticieros Televisa
(Moisés Pablo/Cuartoscuro.com)

El nuevo coronavirus se ha extendido por todo el mundo. Son pocos los países que no han tenido contacto con esta nueva emergencia sanitaria internacional y millones de personas han tenido que cambiar su estilo de vida intempestivamente.

Ahora, el nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, ha llegado a México y los números de infectados seguirán incrementando. Sin embargo, el escenario en nuestro país es mucho más alentador que el de otros países.

México tuvo la fortuna, como bien lo ha explicado el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, de ser uno de los últimos países en ser alcanzados por el virus. Esto nos dio una enorme ventaja estratégica que otras zonas, desafortunadamente, no tuvieron.

Así, se pudo planear con mucha antelación las fases de prevención, contingencia y atenuación con las que México recibirá los diferentes momentos de la pandemia en el territorio nacional.

Estas fases prevén cómo aumentarán los números de pacientes contagiados para evitar que la curva de la pandemia sea muy drástica. Al planear una infección larga, pero mitigada, en el territorio nacional, la Secretaría de Salud puede prevenir que los servicios médicos públicos del país no se vean rebasados.

Una mujer le ayuda a una persona a colocarse un tapabocas. (Foto: EFE)

¿A qué corresponden estas fases?

Lo primero que hay que decir es que las fases para enfrentar una pandemia son diferentes según la morbilidad y la mortalidad de la enfermedad, según los países que la enfrentan, y según los lineamientos generales de la OMS.

No es lo mismo, por supuesto, enfrentar una pandemia en un país con poca desigualdad y considerable riqueza, que en un país como México en el que más del 40% de la población vive en situación de pobreza. Es evidente, también, que varían las medidas por muchas otras consideraciones como la geografía, la demografía y la geopolítica. Así, la forma en que Estados Unidos afronta la enfermedad, con una gran población, un gran territorio y una gran conectividad con el resto del mundo, no es la misma que la de Reino Unido (a pesar de ser dos países ricos).

Finalmente, cada país debe decidir cómo afrontar las medidas de prevención, contingencia y tratamiento de la pandemia para dañar lo menos posible el estable funcionamiento del estado y salvaguardar la economía nacional.

Es por eso que la OMS propone lineamientos generales para que cada región del mundo implemente las fases que mejor le convengan.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud durante Informe diario sobre coronavirus COVID-19 en México.
(Andrea Murcia/Cuartoscuro.com)

Las fases de la OMS

La OMS propone cuatro escenarios para la transmisión de la COVID-19 en todo el mundo. Como bien dijimos anteriormente, estos escenarios son solamente lineamientos generales que cada país debe adaptar a su contexto. Así lo explica la OMS:

“Todos los países deben elevar su nivel de preparación, alerta y respuesta para identificar, administrar y atender los nuevos casos de COVID-19. Los países deben prepararse para responder a diferentes escenarios de salud pública reconociendo que no hay un sólo esquema para enfrentarse a los casos y brotes de COVID-19. Cada país deberá evaluar sus riesgos y rápidamente implementar las medidas apropiadas a su escala para reducir, al mismo tiempo, la transmisión de la COVID-19 y el impacto económico, público y social.”

Así, la OMS propone estos escenarios generales para la propagación del nuevo coronavirus:

1- Países que aún no tienen casos (sin casos)

2- Países con 1 o más casos importados o localmente detectados (casos esporádicos)

3- Países experimentando grupos localizados de infección en tiempo y espacio (clusters) o exposición común al virus (casos en grupo)

4- Países experimentando brotes masivos de transmisión local.

Por supuesto, muchos países pueden llegar a experimentar varios de estos escenarios, al mismo tiempo, en diferentes regiones. Por ejemplo, en China, mientras había transmisión comunitaria (escenario 4) en la provincia de Hubei, había otras regiones con apenas algunos casos importados (escenario 2).

Es por eso que la OMS recomienda que cada país analice la posibilidad de estos escenarios en la escala local. Es por eso también que las contingencias planeadas para la CDMX y la región conurbada, así como otros centros urbanos (Monterrey, Guadalajara) son más estrictas que en el resto de México. Porque, claro, se prevé que los casos se concentren más y se expandan más en estas regiones.

Conferencia de prensa encabezada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell (Galo Cañas/Cuartoscuro.com)

Las fases en México

Teniendo todo esto en cuenta, la Secretaría de Salud implementó tres fases para planear la llegada del nuevo coronavirus a México, garantizar la suficiencia del sector salud y dañar lo menos posible la economía nacional.

Las tres fases previstas para México son:

1- Casos de contagio importado

En esta fase, sólo hay un número reducido de casos que corresponden a personas extranjeras en territorio nacional o ciudadanos nacionales que han estado en un territorio extranjero.

En esta etapa no están previstas medidas excepcionales o a gran escala fuera de las medidas de prevención básicas (lavado constante de manos y protocolos respiratorios, aislamiento de casos confirmados, rastreo de posibles contactos, pruebas en casos específicos e información constante a la población)

2- Casos de contagio locales

Esta etapa comienza cuando personas que no han tenido contacto con nadie que ha viajado al extranjero comienzan a contagiarse. Cuando esto sucede quiere decir que la enfermedad ha pasado a otra fase de transmisión en el territorio nacional y ya existe el contagio local.

En cuanto se identificaron cinco casos de contagio local, la Secretaría de Salud indicó la entrada a la fase 2 en México. Esto fue el pasado martes 24 de marzo. En esta fase, como fue dicho con antelación, estaban previstas las siguientes medidas:

  • Jornada de Sana Distancia del 23 de marzo al 19 de abril.
  • Cierre temporal de las escuelas del 23 de marzo al 19 de abril (aprovechando, también, las vacaciones de Semana Santa para que los estudiantes pierdan menos clases)
  • Suspensión de eventos con más de 100 personas hasta nuevo aviso.
  • Suspensión de actividades laborales que impliquen movilización de trabajadores en todos los sectores.
  • Aplicación del plan DN-III de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Posteriormente, también, se implementaron medidas de protección para los trabajadores afiliados al IMSS y se suspendieron todas las actividades no esenciales de gobierno.

3- Etapa Epidemiológica

Por ahora, según lo indicado por la autoridades sanitarias de México, las medidas de sana distancia y de prevención bastan para intentar aplanar la curva de la enfermedad y mantener a flote al sector salud sin dañar gravemente a la economía del país. Pero, en algún momento, vamos a llegar a la fase de máximo contagio. Así lo anunció Hugo López-Gatell:

“La fase 3 se va a dar, no hay duda. La fase 3 es la fase de máxima transmisión, es la fase de mayor cantidad de casos por día, es la fase donde el riesgo principal se sature el sistema nacional de salud a pesar de la preparación que tenemos y la expansión que hemos hecho con la reorganización de las unidades civiles y el apoyo de las Fuerzas Armadas a través de los planes DN-III y Marina”

En esta etapa el contagio puede alcanzar a miles de personas en amplias zonas geográficas del país, y se podrían aplicar medidas más drásticas. Durante esta fase veremos cómo las medidas de contención y prevención pueden desahogar significativamente la carga del sector salud. Y si todos hacemos nuestra parte para respetarlas, podremos evitar que muchos casos graves de COVID-19 queden desatendidos en México.

Es por eso que es tan importante cumplir con todas las medidas que exige la Secretaría de Salud. Ellos están preparados para mitigar los efectos de la enfermedad en México a corto y largo plazo. Así que permanece en casa y cuida tu salud que, al hacerlo, nos estás ayudando a todos.

Para cualquier información suplementaria, puedes consultar la página de la Organización Mundial de la Salud y de la Secretaría de Salud. También puedes llamar, sin costo, al 800-0044-800 o, si vives en la CDMX, enviar un SMS con la palabra Covid19 al 51515.