Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

¿Me puedo infectar de coronavirus con alimentos preparados?

Aquí te explicamos si puedes contagiarte con el nuevo coronavirus a través de alimentos preparados y qué puedes hacer para prevenir infecciones.
(Crisanta Espinosa Aguilar / Cuartoscuro.com)

En México ya se decretó la Fase 3 de la pandemia por el nuevo coronavirus. En este momento, más que en ningún otro, hay que ser precavidos: hemos llegado a la etapa de máxima transmisión de la enfermedad. Es por eso que en este momento de extremo cuidado hay que preguntarnos si nos podemos infectar al comer alimentos preparados por otras personas.

Te recomendamos: ¿Por qué es peligroso decir que el vinagre es un efectivo desinfectante?

Lo primero que hay que considerar es que la transmisión del nuevo coronavirus a través de alimentos preparados no es algo frecuente. Por la composición de los alimentos y la temperatura en la que se preparan parece, en efecto, bastante difícil que guarden el virus lo suficiente para contagiar a alguien. Así lo explicó el doctor Mauricio Ramírez Álvarez de la Facultad de Medicina de la UNAM:

“El coronavirus no se contagia a través de los alimentos. Los alimentos no se contaminan tanto con el coronavirus por las características químicas. Se lastima el virus y no puede permanecer tanto tiempo dentro de los alimentos.”

Por supuesto, es mucho más probable que nos contagiemos con comida cruda que con comida preparada que fue cocinada. Por eso sigue siendo una recomendación importante el lavar y desinfectar muy bien las frutas y verduras además de evitar comer comida cruda o poco cocida.

(Magdalena Montiel / Cuartoscuro.com)

También es evidente que una persona que presenta síntomas o que ya sabe que porta el nuevo coronavirus, no debe de involucrarse, en lo absoluto, en la cocina. Así lo explicó el Dr. Ramírez Álvarez:

“Una persona enferma, con síntomas visibles como tos o fiebre, no debe participar nunca en la elaboración de alimentos. Principalmente porque podría contaminar ciertas superficies en el área de la cocina como los utensilios o los platos o, incluso, los empaques de la comida, si es comida para llevar.”

Por otra parte, el riesgo de contagio siempre será mayor -y eso es evidente- si otras personas cocinan la comida que comemos. La primera recomendación siempre será que nos quedemos en casa y cocinemos nuestra propia comida con productos frescos y limpios. Pero, si tenemos que salir a recoger comida para llevar o si pedimos comida a domicilio, hay que ser muy cautelosos.

“La comida preparada que se pide a domicilio sí puede representar algún riesgo. No por lo que lleva dentro de los alimentos, sino porque hay algunas superficies de uso común, partes que todos van a ir tocando, desde la persona que lo empaque hasta la que arme el pedido, que lo arme, que lo entregue.”

Por eso, los expertos recomiendan que, si pedimos comida a domicilio, tengamos un protocolo para desinfectarla:

“Cuando los alimentos que se piden lleguen a la casa, se pueden reducir los riesgos limpiando los empaques externos, las bolsas, las cajas, con un trapo con agua y cualquier limpiador de la casa. Se limpian por fuera esas superficies, se deja reposar dos o tres minutos y que una sola persona sirva los alimentos en la cocina. Hay que evitar que los empaques que llegaron de afuera estén en la mesa y que todos los estén agarrando. Es mejor que solo una persona participe en servir y en manipularlos y que los tire justo después de utilizarlos.”, explicó Ramírez Álvarez.

El académico de la UNAM también puntualizó que las personas que todavía trabajan en restaurantes o en diferentes servicios de entrega a domicilio, están arriesgándose más a contraer el virus. En ese sentido, sería importante considerar recompensarlos con un poco más de propina en estos días difíciles.

“Hay que considerar que la gente que está preparando alimentos y que está repartiendo se están arriesgando un poco más por participar en esas actividades. Seguramente se están transportando, están trabajando con otras personas y no pueden quedarse en casa. Por eso conviene también considerar darles unas propinas más generosas en estos días para estimular su trabajo o ayudarles a que también puedan quedarse unos días en casa.”