¿La contaminación ambiental puede provocar ataques al corazón?

Las partículas de la contaminación y otros componentes pueden aumentar la posibilidad de un infarto al miocardio

Foto: Ciudad contaminada. 6 agosto 2019

Ciudad contaminada. Imagen de Archivo. (Pixabay)

A través de una investigación interdisciplinaria realizada con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), la Universidad del Valle de México (UVM) encontró una relación entre la contaminación y la existencia de enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares.

Te recomendamos: Contaminación en Tabasco afecta ríos y lagunas de 30 comunidades

La doctora Lilian Calderón Garcidueñas, investigadora de esta universidad y de la Universidad de Montana, afirmó que existen partículas en la contaminación que producen estrés oxidativo que altera uno de los organelos del ventrículo derecho e izquierdo.

Es decir, que mediante la acumulación de toxinas y otros componentes químicos derivados de la contaminación, nuestro cuerpo recibe una exposición peligrosa a compuestos que generan un daño en su funcionamiento cardiaco y neuronal, a tal nivel que pueden provocar un derrame cerebral o un paro al corazón.

Estas partículas, al ser tan pequeñas, entran a nuestro organismo a través de la inhalación, y al ser transportadas por el torrente sanguíneo a diferentes partes de nuestro cuerpo, afectan de múltiples formas nuestra salud y sano funcionamiento.

En un análisis de 72 corazones de personas de entre 9 y 24 años, Lilian encontró presencia de daños y alteraciones causados por endotoxinas y metales, confirmando que la contaminación trae daños al ser humano.

Al estar compuestas por grandes cantidades de hierro y colocarse en la parte prefrontal de nuestro cerebro, las nanopartículas también interactúan activamente en el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, exponiendo en mayor medida a niños y jóvenes.

En ellos, los síntomas manifestados fueron inflamación sistémica, déficit de memoria y de atención a corto plazo, irritación en ojos, garganta y dificultades al respirar, así como otras deficiencias cognitivas. 

Por otra parte, el exceso de contaminación también genera daños en la vista y el sistema respiratorio, sin mencionar la exposición constante de la piel a violentos rayos de sol, químicos y bacterias. 

Involucrando 80,000 sustancias con 2,000 compuestos químicos, la Ciudad de México es una de las zonas con más problemas ambientales, lo que puede sumar otra serie de enfermedades a las mencionadas, como asma, neumoconiosis y fibrosis pulmonar. 

Estas son algunas ideas ‘extravagantes’ contra la contaminación

Con información de EFE y Laureate

 

CARGANDO...