5 consejos para cuidar tu caja de velocidades

Una caja de velocidades es un mecanismo complicado y delicado. Aquí te damos cinco consejos para que la cuides óptimamente.

Los coches solían ser objetos de lujo, pero hoy en día se han convertido en necesidades cotidianas. Gracias a las facilidades de crédito, prácticamente todos pueden acceder a la oportunidad de comprar un vehículo. Sin embargo, como toda máquina compleja, un coche necesita de constantes cuidados para su óptimo funcionamiento.

Uno de los mecanismos más frágiles en cualquier coche manual es, por supuesto, la caja de velocidades. Esencial para el funcionamiento del vehículo, la caja de velocidades es también una de las piezas más caras de reparar en un automóvil. Por eso, deberías seguir estos simples consejos que te ayudarán a mantenerla en óptimas condiciones.

1- No frenes el coche con el clutch

Es muy común que los conductores saquen el clutch para evitar que el coche se vaya hacia atrás en una pendiente muy inclinada. Sin embargo, esta práctica cotidiana desgasta mucho el embrague y el tren motriz de tu coche. Por eso, es recomendable utilizar el freno de mano cuando vas a arrancar en una subida pronunciada. Al usar el freno de mano arrancas de forma segura y no fuerzas el clutch.

2- No aceleres a fondo con el motor en marcha alta

Con algunos coches de motores pequeños es común sentir que el auto no tiene suficiente fuerza para subir una pendiente. Si estamos en una subida, en cuarta velocidad, y sentimos que el coche no logrará subir, tendemos a acelerar a fondo para avanzar. Cuando se hace esto, el coche está en una desventaja de engranajes que fuerza terriblemente al motor. Es preferible reducir una o dos velocidades y acelerar paulatinamente.

¿Qué hacer si tu auto queda atrapado en una inundación?

3- No dejes el auto en primera cuando estás detenido

Es mucho mejor poner el coche en neutral y sacar el clutch cuando estés detenido. Al hacer esto en vez de mantener el auto en primera velocidad, evitas que se desgaste el embrague en tu automóvil.

4- No descanses la mano en la palanca de velocidades

Este es un error bastante común. Por simple comodidad mientras se maneja, mucha gente deja reposando la mano sobre la palanca de velocidades. El problema aquí es que debajo de la palanca hay un selector que se mueve contra un engrane. Si reposas tu mano en la palanca, generas peso y desgastas esas piezas. Si evitas hacerlo podrás alargar la vida de los componentes de tu caja de velocidades.

Recomendaciones básicas para salir de vacaciones

5- No descanses el pie en el clutch

De la misma forma en que recargar la mano en la palanca desgasta los componentes de la caja, al recargar el pie en el pedal del clutch se desgastan los componente detrás de su mecanismo. Para eso está el reposapiés: sólo debes presionar el embrague cuando estés a punto de cambiar de velocidad.

Al seguir estos sencillos consejos podrás alargar la vida de tu caja de velocidades y evitar pagar por costosas refacciones.

CARGANDO...