¿Cómo sobrevivieron las plantas de Chernóbil a la radiación?

El secreto de su supervivencia está en sus genes

Foto Chernóbil Plantas 10 Julio 2019

Un parque de juegos abandonado en Chérnobil.(Ukrainian Presidential Press Office via AP)

El accidente nuclear en Chernóbil dejó inhabitable un área densamente poblada y produjo miles de enfermos de cáncer. Sin embargo las plantas sobrevivieron incluso en las zonas de mayor radiación. Un experto en bioquímica explica por qué.

Te recomendamos: ¿Qué pasó en el accidente de Chernóbil?

La mañana del 26 de abril de 1986 el cuarto reactor de la Planta Nuclear de Chernóbil, Ucrania, estalló. Fue un accidente devastador que sirvió de advertencia de los potenciales peligros de la energía nuclear. No obstante lo anterior, la vegetación de la zona (2,600 kilómetros cuadrados) se recuperaba tres años después pese a que estuvo expuesta a cantidades de radiación mucho más altas de lo tolerable por animales y seres humanos.

Lo que llamamos “radiación” es en realidad partículas de alta energía capaces de dañar estructuras celulares. Casi todos los elementos de la células son capaces de regenerarse, excepto el ADN. Con la cantidad suficiente de radiación, las células pueden mutar y convertirse en tejido canceroso, explica el especialista en bioquímica vegetal, Stuart Thompson.

En animales y seres humanos, este proceso es sumamente peligroso, ya que sus células están muy especializadas. Tejidos y órganos deben cumplir funciones específicas. Sin embargo este no es el caso de las plantas, las cuales son más flexibles, ya que como no pueden moverse, tienen que adaptarse a las circunstancias. De modo que sus células están menos especializadas.

Un ejemplo cotidiano de la adaptabilidad de las plantas es el hecho de que puede cortarse un fragmento de una, plantarlo y a partir de ese pedazo pueda crecer una planta nueva.

Volviendo al caso de la radiación, si bien ésta puede provocar tumores en las plantas, éstas pueden seguir desarrollándose más allá del tejido afectado.

Thompson asegura que aunque la vida de las plantas se haya acortado, éstas continuaron reproduciéndose gracias al hecho de que contaban con los recursos para nutrirse.

En la actualidad, Chernóbil es una de las más grandes reservas ecológicas de Europa, concluyó el investigador.

Vía The Conversation

CARGANDO...