Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Cómo preparar el arroz para evitar que se bata?

El arroz es un alimento rico, nutritivo y que puede sacarnos de muchos apuros. Así deberás prepararlo para que no se bata.
El arroz es usado en muchos platillos como la paella o el mole, entre otros. (Pixabay)

El arroz es uno de los platillos más populares en diferentes tipos de gastronomías. Puede sacarte de un apuro al ser fácil de preparar, muy económico y rendidor, así es que a continuación te diremos cómo prepararlo para evitar que se bata o pegue.

Te recomendamos: 6 usos que puedes darle a las cáscaras de huevo

1. Lava bien el arroz

Muchas personas suelen creer que si dejan remojando su arroz antes de prepararlo harán que cocinarlo sea más sencillo, sin embargo esto es un error. Incluso si el arroz se deja por un par de horas en el agua, esto hará que el grano se hidrate y quede batido, por lo que si no buscas preparar arroz cocido debes evitar este procedimiento.

La manera correcta de lavar el arroz es empleando un bowl o recipiente con agua en la que remuevas constantemente los granos. Poco a poco notarás que el agua toma un color blanco y, una vez que esto suceda, deberás escurrirla y repetir el procedimiento hasta obtener agua clara. Ya que llegues a este punto, coloca el arroz en papel absorbente y deja que se vaya el exceso de agua.

El color blanco del agua habrá sido por el exceso de almidón que poseían los granos, y así una vez que logres dejarlo de lado podrás pasar a freír el arroz.

2. ¿Cómo freír el arroz?

En una olla amplia con tapa ancha vacía un poco de aceite de oliva y espera a que se caliente. Pasados un par de minutos agrega un diente de ajo entero y sofríe hasta que este cambie de color.

Cuando el arroz no tenga agua, vacíalo en un recipiente con media taza de cebolla finamente picada y mézclalo hasta que ambos ingredientes se fusionen bien. Después añade tu arroz a la olla y repartelo por toda ella para que quede acomodado uniformemente. Para retirar el exceso de agua y vapor que se vaya formando, insertando una cuchara en el arroz levanta un poco sin que llegues a mezclarlo. Esto puedes realizarlo cada 10 o 15 minutos.

Una vez que las cebollas pierdan su color y estén transparentes, deberás dejar de mover el arroz pues estará listo para servirse.

Te recomendamos dejarlo reposar por 10 minutos para que el proceso de cocción quede terminado y así evites granos duros.

3. ¿Cómo añadir caldo sazonador?

Algunas personas disfrutan del arroz con un poco más de sabor, por lo que suelen usar caldillo sazonador al prepararlo.

Para verter este en el arroz primero necesitarás:

  • Mezclar dos tazas de caldillo de jitomate sazonado con verdura picada en tamaño uniforme.
  • Añadir sal al gusto.
  • Agregar una ramita de perejil a tu mezcla

No uses verdura enlatada o tu arroz quedará aguado, y una vez que este se encuentre en su punto medio de cocción, añade el caldillo.

La llama en la que mantengas el arroz debe ser baja, pues de lo contrario el arroz se freirá muy rápido y comenzará a pegarse o quemarse.

Tips extra

Tapar tu olla y dejarla a fuego lento durante 25 o 30 minutos es fundamental para que el arroz no se pegue. No muevas el arroz más allá del tiempo establecido, es decir, más tres veces cuando mucho.

Si quieres verificar la cocción de tu platillo, cava un pequeño hueco en el centro de la olla con un cuchillo o una cuchara pequeña. A través de él revisa que el agua vaya desapareciendo.

Cuando el arroz ya no tenga agua, apaga el fuego y deja reposarlo por 10 minutos. Con esto tendrás un arroz bien cocido y no batido que puedes usar como guarnición y te rendirá de 3 a 4 días dependiendo la cantidad que hayas preparado.

Para conservarlo en el refrigerador evita meterlo cuando esté caliente o dejarlo en la misma olla, así como colocarlo en un recipiente con tapa.

Con información de El Universal