Inicio  /  Historias
SALUD

¿Cómo funcionaría la pastilla de Pfizer contra el COVID-19?

El medicamento todavía se encuentra en fase de prueba pero podría estar disponible antes de que acabe el año

La farmacéutica Pfizer realiza estudios en una pastilla que con una sola dosis podría curar el COVID-19. Si las pruebas proceden conforme a lo esperado, el medicamento podría estar disponible este mismo 2021.

Te recomendamos: Florida retira la prueba de residencia para recibir vacuna contra COVID-19

El medicamento conocido como PF-07321332, fue presentado en un encuentro de la Sociedad Química Americana, actualmente está en la fase 1 de prueba, según reporta la propia Pfizer, por lo que ya se administra a personas sanas participantes en el estudio.

Voluntarios con edades que van de los 18 a los 60 años reciben el medicamento en instalaciones anónimas de la farmacéutica, según información obtenida por The Telegraph. Si las pruebas resultan exitosas, el medicamento podría estar disponible antes de que finalice el año 2021.

¿Cómo funciona el medicamento de Pfizer contra el COVID-19

PF-07321332 funciona como un inhibidor de la proteasa del SARS-CoV-2, es decir, actúa sobre la enzima encargada de descomponer proteínas, una función que permite al virus infectar las células.

De modo que se espera que la pastilla actúe en el virus antes de que este se reproduzca en las células y deteriore la salud de los contagiados.

Se trata de la misma tecnología que está revolucionando el tratamiento del VIH en Reino Unido, de acuerdo con The Telegraph.

Por el momento, el medicamento de Pfizer contra el COVID-19 lleva el nombre de PF 07321332. (Foto: Twitter)

Hasta el momento, Pfizer se reserva los detalles de las pruebas de la pastilla contra el COVID-19, solo se sabe que ha demostrado “una potente actividad antiviral in vitro en contra del SARS-CoV-2″, así como contra otros coronavirus, por lo que podría servir como tratamiento de otras enfermedades similares. Así que ahora deben probarse sus efectos en seres vivos.

Mikael Dolseten, director de investigación en Pfizer explicó el potencial tratamiento del COVID-19.

“Hemos diseñado PF-07321332 como una potencial terapia oral que podría ser prescrita ante las primeras señales de infección, sin requerir que los pacientes sean hospitalizados o estén en cuidado crítico”, detalló el experto.

Según documentos obtenidos por The Telegraph, “la seguridad del fármaco de la investigación ha sido estudiada en animales. En los animales de los estudios, no fueron identificados riesgos significativos o eventos de seguridad de preocupación, y el fármaco del estudio no causó efectos secundarios en ninguna de las dosis que serán administradas en los estudios clínicos”.

Las fases de dicho estudio durarán 145 días, además de otros 28 para “monitoreo”.

Vía The Telegraph