Inicio  /  Historias
ECONOMíA

¿No recibiste pago de utilidades? Así puedes denunciar a una empresa en la CDMX

El reparto de utilidades es un derecho constitucional de los trabajadores asalariados.

El pasado lunes 30 de mayo fue la fecha límite para que los trabajadores recibieran el pago de utilidades de sus empresas; te decimos qué hacer si no obtuviste este beneficio y vives en la Ciudad de México.

N+ te recomienda: Experto informa sobre pago de utilidades

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, el reparto de utilidades es un derecho constitucional de los trabajadores asalariados sobre las ganancias obtenidas por una empresa o patrón durante el año fiscal anterior.

El reparto de utilidades aplica para los empleados que han laborado en una empresa al menos durante 60 días, independientemente que ya no trabajen para esta o solo hayan tenido contrato para una obra determinada.

Quienes NO aplican para este pago son los trabajadores que prestan sus servicios mediante el pago de honorarios, sin que exista una relación de trabajo subordinado con un patrón; así como gerentes y administradores generales, accionistas y socios de la empresa.

¿Qué puedo hacer si no recibí pago de utilidades?

Si la empresa en la que laboras no te dio reparto de utilidades y no cuentas con un abogado particular, puedes interponer una denuncia ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, donde de forma gratuita obtendrás el patrocinio del juicio laboral.

En caso contrario puedes acudir de forma directa a la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México.

Adicionalmente puedes solicitar orientación en la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México, al teléfono 55 57093233 extensión 2050, o bien, en los correos electrónicos:

  • denuncias.procuraduria@cdmx.gob.mx
  • denuncias.procuraduria@gmail.com
  • styfe@cdmx.gob.mx

Y llamando a la Dirección General de Trabajo y Previsión Social, al 55 57093233 (extensiones 4024,4051,4052 y 4053) o escribiendo a denuncias.inspeccion@cdmx.gob.mx.

Según la Ley Federal del Trabajo, los trabajadores tienen un plazo de un año a partir del día siguiente a la fecha límite establecida para reclamar el pago de las utilidades.