¿Cómo cuidan los animales a sus crías?

¿Sabes cómo cuidan los animales a sus crías?

Mamá panda y su cría. (Facebook:

Seguramente te has preguntado ¿cómo cuidan los animales a sus crías? Realmente, tuvimos la misma curiosidad.

Es por eso que nos dedicamos a investigar cómo lo hacen.

Al momento de nacer, algunas madres del reino animal cuidan a sus crías de manera sorprendente y aquí enlistamos algunos casos:

Oso panda

Osos panda bebés. (Getty Images, archivo)

Osos panda bebés. (Getty Images, archivo)

El oso panda es una de las especies más queridas del reino animal. Cuando vemos uno, no tardamos en enternecernos y en apreciarlos con amor.

Esas lindas bolitas que parecen peluche, color blanco con negro, tienen escasos encuentros para reproducirse, fuera de la breve etapa de apareamiento.

La temporada de apareamiento de los pandas es en primavera, entre los meses de marzo y mayo, cuando machos y hembras se unen por no más de dos o cuatro días.

WWF informa que el periodo de gestación oscila entre los 97 y 163 días y normalmente dan a luz a una sola cría. La tasa reproductiva es de una cría cada dos años.

Un panda recién nacido pesa tan solo entre 90 y 130 gramos y tiene el tamaño de una barra de mantequilla.

Los pandas dependen de sus madres durante los primeros meses de vida y dejan de ser amamantados a los ocho o nueve meses. La mayoría dejan a sus madres cuando ellas vuelven a concebir, alrededor de los 18 meses.

El ciclo de vida de un panda en libertad es de 14 a 20 años, pero pueden llegar a vivir 30 años en cautiverio.

Koala

Mamá koala y su cría. (Getty Images, archivo)

Mamá koala y su cría. (Getty Images, archivo)

A pesar de que parecen osos de peluche, este otro adorable animal es un marsupial que no tiene nada que ver con los osos.

Las hembras llevan a sus crías recién nacidas en la bolsa marsupial durante seis meses aproximadamente. Cuando el koala bebé sale de la bolsa se agarra a la espalda de su madre o a su tripa, acompañándola a todas partes hasta que tiene cerca de un año, según información de National Geographic.

Los koalas viven en el este de Australia, donde hay más árboles de eucalipto. A los koalas les gustan tanto estos árboles que casi nunca los abandonan. Además, gracias a sus extremidades y dedos oponibles se mantienen cómodamente sobre ellos.

Los koalas pueden dormir hasta 18 horas al día, sujetos en los rincones de los árboles.

Jirafa

Jirafa y su cría. (Getty Images, archivo)

Jirafa y su cría. (Getty Images, archivo)

Las jirafas son los mamíferos más altos del mundo, gracias a sus enormes patas y largos cuellos. Estos fascinantes animales vagan por las praderas abiertas en pequeños grupos, que suelen ser de aproximadamente media docena.

Las jirafas hembra dan a luz de pie, por lo que sus crías soportan una bienvenida brusca o grosera, al caer a más de 1.5 metros al nacer.

Las crías pueden ponerse de pie en media hora y correr con sus madres, hasta 10 horas después del nacimiento, explica National Geographic.

Como verás, las jirafas tienen una violenta llegada a este mundo, donde los machos a veces luchan entre sí, golpeándose con sus largos cuellos y sus cabezas.

Orangután

Mamá orangután y su cría. (Getty Images, archivo)

Mamá orangután y su cría. (Getty Images, archivo)

La tasa de reproducción de los orangutanes es extremadamente baja, son altamente vulnerables ya que pueden tardar mucho tiempo en recuperarse de los descensos de la población. Además, las hembras se embarazan de un sólo “bebé” en cada gestación, lo que sucede cada cinco años.

Según datos de WWF, los períodos de gestación son largos, de entre ocho 8 y nueve meses.

Las crías pasan muchos años junto a sus madres, entre cinco y seis años, hasta que pueden valerse por sí mismas, tiempo en el que la madre no vuelve a embarazarse.

Los orangutanes pueden a llegar a vivir hasta 60 años.

Orangután en lengua malaya significa “hombre del bosque” y no es casualidad, estos grandes primates comparten el 96.4% de nuestros genes y son criaturas muy inteligentes.

Delfín

Mamá delfíny su bebé. (Getty Images, archivo)

Mamá delfíny su bebé. (Getty Images, archivo)

Para empezar con los delfines, debemos precisar cómo se aparean los animales bajo el agua.

El primer desafío es alinear sus órganos reproductores. Y como los cetáceos —delfines y ballenas— no tienen apéndices para mantener a sus parejas, la posición y el ángulo son factores importantes, según la revista National Geographic.

En fin, después de que la hembra queda preñada, el periodo de gestación dura entre 10 y 12 meses.

Cuando la cría de delfín nace lo hace de cola, contrario a los humanos, y se quedan unidos a la madre por medio del cordón umbilical, el cual es cortado por la madre para que el recién nacido pueda nadar por si solo hacia la superficie, aunque algunas veces son ayudados por la madre o tras hembras, detalla el sitio Ciencia Today.

El único alimento que tiene el delfín recién nacido es la leche materna, que es expulsada por la madre cuando ve que su cría se acerca a ella, en busca de comida; así seguirá hasta que tenga poco más de un año, aunque a partir de los seis meses, el delfín bebé puede empezar a comer algunos peces.

Poco a poco, el apego que siente la cría hacia su madre desaparecerá y se alejará de ella hasta ser totalmente independiente.

Magníficos y sorprendentes casos de cómo los animales cuidan a sus crías.

 

Con información de Noticieros Televisa.

 

RMT

CARGANDO...