¿Cómo ahorrar dinero en casa rápido y de forma sencilla?

Para conseguirlo solo es necesario cambiar diferentes hábitos de consumo, en ocasiones imperceptibles
Ahorrar dinero en casa es sencillo cambiando hábitos de consumo (Foto: Pixabay)

El ahorro de dinero es un tema constante en las personas o familias de México y lograrlo no solo depende de la capacidad de ingresos que se tenga, en muchas ocasiones, para hacer crecer el dinero se necesita realizar pequeños cambios en la propia casa y vida cotidiana.

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en México 6 de cada 10 personas adultas no llevan un registro de sus gastos mensuales y, quienes sí lo hacen, es de manera mental, por lo que este puede ser un buen punto de partida para adentrarse en la cultura del ahorro, pues al no hacerlo se podrá recurrir al poco dinero guardado o a préstamos a instituciones financieras.

La propia Condusef ha establecido algunos puntos que las personas pueden comenzar a ejecutar para tener un mejor ahorro, lo cual se puede traducir como la capacidad de enfrentar una urgencia económica sin que se desestabilice el gasto y vida normal.

Algunos consejos para tener en cuenta son:

  • Hacer un presupuesto mensual
  • Aprender a distinguir entre necesidades y deseos
  • Establecer metas a corto, mediano y largo plazo
  • Apoyarse en una institución para que el ahorro esté seguro

Sin embargo, el ahorro de dinero no solo puede llegar a través de la planificación, ya que también será posible ahorrarse algunos pesos cambiando hábitos en la propia casa, mismos que reducirán gastos que se verán reflejados poco a poco.

Algunos cambios sencillos que se pueden traducir en ahorro económico se encuentran en el rubro de la energía; por ejemplo, algo tan sencillo como cambiar los focos de casa por unos de bajo consumo o de leds, también puedes desconectar todos los aparatos que no se utilizan al momento, pues estos pueden llegar a representar más del 11% en el gasto de la electricidad.

Por supuesto, no olvides apagar las luces de los espacios de la casa donde no hay ninguna persona.

En el rubro del agua, tanto de consumo como la que sirve para bañarse o lavar los trastes, un cambio de hábitos beneficiará tu cartera.

Tradicionalmente la gente está acostumbrada a comprar agua embotellada, ya sea en pequeños plásticos o garrafones; sin embargo, este gasto se podría eliminar con la instalación de algún sistema de filtrado por ósmosis inversa en tres etapas en el grifo, lo cual te dará la misma calidad de agua para consumir.

Asimismo, puedes llevar a cabo la reparación de goteras, revisar que no haya fugas de agua de manera periódica. O también acciones relacionadas con el aseo diario -como el bañarse en menos de 10 minutos y cerrar las llaves cuando se lavan manos o dientes-. Todo esto permitirá que tu cartera no se vea tan afectada cuando el recibo de agua llegue.

Ahorrar dinero no debe significar limitarse en todo y dejar de comprarse artículos de gusto propio, únicamente se necesita de una buena planificación para saber cuándo hacerlo y pequeños cambios en casa que en un mediano o largo plazo confirmarán que los ajustes fueron benéficos.

Con información de Condusef, BBVA y Banorte