¿Cómo actuar si sufres un infarto cerebral cuando manejas?

Entre el 5 y el 15% de los eventos vasculares cerebrales (EVC) pueden ocurrir en un auto y provocar accidentes.
Imagen de archivo (David McNew/Getty Images)

Si sufrir un infarto cerebral es considerado un incidente peligroso, lo es aún más si se presenta cuando manejamos un vehículo.

Te recomendamos: Comer chile te podría salvar de un infarto cardiaco o cerebral

Un infarto cerebral es considerado el evento vascular cerebral (EVC) más común. Se presenta cuando el flujo de sangre que va hacia alguna zona del cerebro se detiene.

Suele presentarse en personas mayores de 55 años que fuman, con niveles altos de triglicéridos y colesterol, que padecen de hipertensión, y presentan sobrepeso, diabetes u obesidad.

¿Qué ocurre si un infarto cerebral se presenta cuando estamos manejando?

De acuerdo al doctor Manuel Martínez Marino, especialista en Neurociencia clínica y experimental, consultado por El Universal, en el preámbulo a un infarto cerebral puede presentarse:

  • Debilidad de la mitad del cuerpo o de alguna extremidad (pierna o brazo).
  • Dificultad para hablar o comprender lo que dicen los demás
  • Parálisis cerebral
  • Mareos
  • Visión doble
  • Ceguera transitoria

De acuerdo a este especialista, entre el 5 y el 15% de los eventos vasculares cerebrales (EVC) pueden ocurrir en un auto y provocar accidentes, por ello, en caso de detectar algunas de las señales de alerta al conducir lo mejor es detener el auto y pedir auxilio.

“Si vas solo, lo ideal sería intentar tocar el claxon, prender las luces y llamar la atención de otras personas para que te lleven a un hospital”

… señaló.

Actuar con rapidez ante un infarto cerebral es clave en el pronóstico de tratamiento y rehabilitación, pues dependiendo del tamaño del coágulo, por cada minuto que el vaso permanece ocluido pueden morir de 1.9 a 2 millones de neuronas.

Aunque no cumplas con los factores de riesgo para presentar un infarto cerebral, es importante que sepas cómo actuar si algún amigo, familiar o conocido sufre uno de estos eventos.

En caso de que necesites trasladar en auto a alguien que esté sufriendo un infarto lo recomendable es colocarlo semisentado o recostado con la cabeza elevada 30 grados.

“Hay que ser precavido en la manera de transportarlo. Al pasar un tope o un bache, el paciente no tiene fuerza y se podría ir de lado, caer, recargarse sobre la palanca o sobre el conductor. Hay que asegurarlo bien y evita que tenga riesgo de broncoaspiración”

… concluyó Martínez Marino.

 

Con información de El Universal