Inicio  /  Historias
HISTORIA

Cinco tesoros que no se han descubierto aún

Cinco tesoros que no se han descubierto todavía y que están esperando a que alguien los desentierre.

Lee también: Estas son las palabras más hermosas que el náhuatl le regaló al español

A lo largo de la historia, las leyendas que hablan sobre magníficos tesoros perdidos, ha cautivado las mentes de algunos de los personajes más importantes del mundo.

La idea de ser el primero en ver o poseer algo en antaño perdido, es suficiente para alentar viajes peligrosos y expediciones hacia lo desconocido.

Por ello hemos realizado una pequeña compilación de tesoros increíbles de los que se sabe poco, pero que algunas personas siguen buscando incluso siglos después de su supuesta desaparición.

El tesoro de los mexicas

Wikimedia Commons

De acuerdo a la leyenda, durante la Noche Triste del 1 de julio de 1520, el ejército mexica, harto de la presencia de los conquistadores españoles, expulsó a las huestes de Hernán Cortés fuera de la capital de su imperio.

Durante su escape, mismo en el que murieron decenas de españoles, algunos pocos quisieron huir con algo más que su vida: kilos de oro y piedras preciosas sustraídas de las arcas de los mexicas.

Se dice que algunos españoles cargados de tesoro se hundieron en el lago y que los barcos repletos de oro también quedaron en el fondo del mismo para nunca más ser encontrado.

Hasta la fecha no se sabe dónde quedó el tesoro exactamente pero hay personas que continúan siguiendo las escasas pistas para dar con él.

El tesoro de los incas

Wikimedia Commons

En un caso similar al de la Noche Triste, en 1553, el conquistador Francisco Pizarro quiso intercambiar una cantidad enorme de oro a cambio de la vida del último emperador del imperio Inca, Atahualpa.

Los representantes imperiales cumplieron con su palabra e hicieron el pago pero Pizarro no, así que ejecutó a Atahualpa.

En venganza, los incas robaron el oro y, según la leyenda, lo arrojaron al lago Yanacocha, en los Andes.

Desde entonces, decenas de exploradores han buscado el tesoro, pero hasta ahora no han tenido éxito. De esas aventuras solo queda la copia de un mapa realizado por el inglés Richard Spruce a mediados del siglo XIX.

El tesoro de Lima

Wikimedia Commons

En 1820, un capitán inglés llamado William Thompson fue encargado con el envío de un tesoro con un valor de al menos 269 millones de dólares actuales, pero en algún punto del camino entre Lima, Perú, y México, el botín “se perdió”.

Algunos dicen que Thompson no perdió el tesoro, sino que lo escondió en una pequeña isla a más de 500 kilómetros de Costa Rica, llamada Isla del Coco.

Parte del cargamento de un naufragio español

Wikimedia Commons

Una tarde de 1622, el buque español llamado Nuestra Señora de Atocha fue sorprendido por un huracán en Florida y se hundió con toda su tripulación.

Aquel buque llevaba al menos 17 toneladas en lingotes de plata, 128 mil monedas de oro, 27 kilos de esmeraldas y 35 cajas llenas de objetos hechos con oro puro.

En 1985, el cazador de tesoros Mel Fisher encontró parte de ese tesoro y obtuvo al menos 500 millones de dólares, pero aún no se encuentra el resto del botín, lo que ha vuelto loca a la comunidad dedicada a encontrar este tipo de cargamentos.

El tesoro de los Nazis

Wikimedia Commons

Desde el inicio de su campaña bélica en 1939, los alemanes fueron invadiendo un país europeo tras otro hasta que llegaron a la Unión Soviética, donde el Ejército Rojo los detuvo.

En ese brutal avance, las tropas del ejército alemán fueron robando valiosos objetos, así como obras de arte de altísimo valor histórico.

Eventualmente, ese botín fue guardado en un lugar secreto, pero luego fue sustraído por las tropas alemanas que lo lanzaron al lago Toplitz, en Austria, para que no cayera en manos de los Aliados.

Hasta la fecha, nadie ha podido encontrar una sola moneda de oro perdida.