Reaparecen las ‘cigarras zombies’, insectos manipulados por un hongo parásito

El hongo manipula a la cigarra, para que así pueda propagarse entre el resto de la población
Cigarras (REUTERS/Hyungwon Kang HK)

Investigadores descubrieron en Virginia Occidental una población de cigarras que ha sido infectada por un hongo parásito. Lo peculiar de estos hongos, de nombre Massospora cicadina, es que no matan al insecto inmediatamente, sino manipulan a su huésped para que así puedan propagarse con más facilidad entre el resto de la población.

Te recomendamos: ¿Qué son los insectos que aparecieron en el estadio del Mazatlán FC?

De acuerdo a un estudio publicado en la revista académica PLOS Pathogens, la Massospora es descrita como un hongo con propiedades químicas similares a los hongos alucinógenos.

Luego de infectar a una cigarra, el hongo se esparce por la parte posterior del cuerpo del insecto, devorando los órganos reproductivos. La razón por la cual las cigarras son categorizadas como “zombies” es porque el ejemplar infectado sigue con vida, aunque en realidad el cuerpo esté siendo manipulado por el fungus.

Matthew Kasson, coautor del estudio, explicó a CNN:

“Si nos cortaran una de las extremidades o si nos abrieran el estómago, probablemente estaríamos incapacitados. Pero las cigarras infectadas, a pesar del hecho de que han perdido un tercio de su cuerpo, continúan con sus actividades como aparearse y volar como si nada hubiera pasado. Esto es realmente único para los hongos que matan insectos”.

Esta población de “cigarras zombies” hallada en el estado de Virginia Occidental en junio representa el tercer caso del que se tiene registro. Las cigarras tienen un ciclo de vida de 13 a 17 años, y la mayor parte de ese tiempo están bajo la tierra, así que es complicado estudiar el fenómeno.

Cigarra infectada con Massospora (TelosCricket – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=75612945)

Cómo se esparcen los muertos vivientes

Los especialistas dedicaron su estudio a la observación de las cigarras al ser infectadas por la Massospora. Estos documentaron la capacidad de los hongos para manipular a los insectos, a tal grado de poder imitar su comportamiento para infectar a otras cigarras saludables.

Una de las técnicas más eficientes de propagación es que una cigarra macho infectada por el hongo adopta los patrones de vuelo de las hembras para atraer a otros machos. Por si fuera poco, la Massospora cuenta con otros métodos un poco menos creativos:

“Cuando vuelan alrededor o caminan sobre ramas, también esparcen esporas de esa manera. Los llamamos saleros voladores de la muerte, porque básicamente propagan el hongo de la misma manera que la sal saldría de un agitador al voltearlo”.

De cualquier forma, los investigadores señalaron que esta especie de hongo no amenaza la supervivencia de las cigarras, dada la efectividad de estos insectos para reproducirse en masa. Las “cigarras zombies” tampoco se consideran una amenaza para el ser humano.