Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Este científico predijo que el caos global llegaría en 2020

Para el investigador, la violencia y el desastre social en esta década son inevitables.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
(peterturchin.com).

Hace diez años un científico predijo que el caos global alcanzaría su pico máximo en 2020.

Te recomendamos: “¡Tranquilidad! ¡Es un catarro más!” El aviso de un médico español sobre el coronavirus

En 2010, la revista Nature publicó el artículo 2020 visions, donde varios expertos a nivel mundial predijeron cuáles serían los avances más importantes para la próxima década. La mayoría de ellos centró su atención en campos prometedores como la medicina personalizada o el estudio del microbioma.

Sin embargo, un científico desalentó estas expectativas y señaló que la década de los veinte vendría acompañada de violencia política e inestabilidad social.

Se trata de Peter Valentinovich Turchin, profesor del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, quien en una carta publicada en Nature dijo:

“La próxima década será seguramente un periodo de inestabilidad creciente en Estados Unidos y Europa occidental, lo que podría socavar el tipo de progresos científicos que ustedes describen en ‘2020 visions'”

En 2017, tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Peter Turchin escribió en UConn Today:

“Las elecciones presidenciales que hemos vivido, por desgracia, confirman estos pronósticos (…) Parece que estamos exactamente en el camino del pico de inestabilidad de 2020”

Las predicciones de Turchin se basaron en la disciplina de la cliodinámica y su investigación se centró en la intersección entre la historia económica, la evolución sociocultural, la macrosociología histórica y la cliometría (basada en la creación de modelos matemáticos de los procesos sociales a largo plazo).

“Mi investigación muestra que alrededor de 40 indicadores sociales, aparentemente dispares, pero según la cliodinámica, relacionados, experimentaron puntos de inflexión durante los años setenta (…) Históricamente, este tipo de desarrollos han servido como indicadores de confusión política”

… escribió en UConn Today.

Aunque estos indicadores no son muy útiles por sí mismos, el comportamiento de las sociedades humanas complejas suele seguir patrones repetibles y predecibles.

“Los análisis históricos cuantitativos revelan que las sociedades humanas complejas se ven afectadas por olas recurrentes y predecibles de inestabilidad política (…) Mi modelo indica que la inestabilidad social y la violencia política llegará al máximo en los años veinte”.

El investigador explica que la causa de estos ciclos es la distancia entre ricos y pobres, así como el papel que tienen en la política las élites más ricas.

“Como resultado, la competencia dentro de la élite está aumentando, lo que está llevando a la fragmentación”.

Turchin recalcó el empobrecimiento de la salud financiera de los estados, ocasionada por el incremento de la deuda, y la disminución de la calidad de vida de los ciudadanos.

Otro factor es la proliferación de profesionales con altos niveles de estudio y sueldos no acordes a su preparación.

“El exceso de jóvenes con estudios superiores ha sido una de las causas más importantes de inestabilidad en el pasado”.

Para el investigador Estados Unidos atraviesa ciclos de inestabilidad de 50 años, con picos de agitación en los años 1870, 1920 y 1970, lo que llevaría a un escenario similar en 2020.

De acuerdo a la onda de Kondratiev hay ciclos económicos hipotéticos de 40 a 60 años donde hay periodos de crecimiento altos y otros lentos, y las depresiones son más prolongadas y fuertes.

“Esto podría significar que las futuras recesiones serán graves”.

Para el investigador, la violencia y el desastre social en esta década son inevitables:

“Necesitamos encontrar formas para paliar los efectos negativos de la globalización en el bienestar de la gente. La desigualdad económica, acompañada de la creciente deuda pública, puede ser afrontada con impuestos más progresivos”.

Al parecer, el escenario de inestabilidad que Turchin planteó no suena descabellado luego de la crisis mundial desencadenada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

 

Con información de ABC