Nuevas formas de acoso contra los niños en internet

Foto Ciberacos Ciberbullying Doxxing Packs Nudes 17 Abril 2019

El ciberacoso es un problema que aqueja actualmente a los niños. (Foto: Pixabay)

En el marco del Día Internacional contra el Acoso Escolar, repasamos las nuevas formas de bullying con las que se agrede a los niños en internet.

Varias formas de violencia se propagan en redes sociales

Primero que nada lo más importante es reconocer que el ciberbullying no se trata de un problema aislado. De los usuarios de internet en teléfonos celulares, 12 de cada 100 son niños y, de ellos, uno de cada cinco han sido víctimas de algún tipo de violencia en redes sociales.

Existen dos modalidades de violencia en internet: por un lado, la que se lleva a cabo entre iguales, es decir, jóvenes estudiantes; y por otro, la violencia que realizan adultos generalmente “disfrazados” de adolescentes o niños (práctica conocida como grooming), tal es el caso de ciertas redes de trata de personas dedicadas a la pornografía infantil, de acuerdo con información de Plumas Atómicas.

Otra problemática incorporada al llamado ciberbullying o ciberacoso es la mayor difusión en tiempo y espacio. El internet funciona las 24 horas y tiene un alcance global, de modo que el perjuicio para el menor acosado puede ser enorme. Dicha situación es de mayor gravedad en México, donde se carecen de políticas enfocadas al bienestar de los niños que combatan las diversas modalidades de acoso, según datos de la OCDE.

“Packs” y sexting

La práctica de distribuir conjuntos de fotografías íntimas de tono erótico, conocidos como “packs“, se ha popularizado entre estudiantes de quinto y sexto año de primaria, como informó previamente Noticieros Televisa. De hecho, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México advirtió en el 2018 que esta conducta estuvo presente en el 100 por ciento de escuelas secundarias y media superior atendidas durante los ciclos escolares 2016 y 2017 por el programa Juntos contra el Bullying.

Incluso en 21 de las primarias estudiadas por el consejo los alumnos aceptaron haber visto o compartido packs.

Esta tendencia es alarmante, ya que apenas en el 2016 este comportamiento no era reportado por los alumnos.

La difusión de packs puede tener como punto de partida el sexting, es decir, el envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos, por medio de teléfonos móviles.

Si bien el compartir fotos privadas sin consentimiento ni conocimiento de la persona que aparece en ellas es un delito, en México no existe actualmente un protocolo para investigar estos casos y, por lo tanto, la mayoría quedan impunes.

Dichos casos no se limitan a la llamada “pornovenganza” (cuando exnovios que difunden fotos de mujeres con las que tuvieron una relación), también existen redes que distribuyen este tipo de material sin tener relación con la persona afectada. Tal es el caso de grupos de WhatsApp que involucraban a maestros y estudiantes de la Universidad Autónoma de Coahuila y que distribuían videos y fotos íntimas de alumnas del centro de estudios superiores, tal como reveló el portal Plumas Atómicas.

Sextorsión

Cuando la difusión de packs se hace con fines de extorsión hablamos de casos de sextorsión. Según Plumas Atómicas, el chantaje principalmente se concentra en la amenaza de compartir el material privado con familiares, amigos y en redes sociales, así como en páginas pornográficas.

Al menos hay 1,600 mercados para este tipo de material en las redes sociales, donde los participantes circulan nudes (fotos de desnudos) y packs de mujeres y menores, según información del Frente Nacional para la Sororidad (FNS), una asociación que combate delitos sexuales digitales.

¿Qué hacer si filtran tu pack?

Plumas entrevistó a Olimpia Coral Melo, del Frente Nacional para la Sororidad, quien hizo una serie de recomendaciones en caso de que filtren tu pack.

1. Guardar evidencias: almacena en una memoria USB las pruebas del acoso, tales como links, capturas de los mensajes recibidos, fotografías filtradas y las plataformas donde se encuentran. También guarda cualquier amenaza que recibas por parte del agresor.

2. Borra de tus redes sociales a todas las personas que no conozcas: mientras más pequeña y cerrada sea nuestra red, más fácil será identificar a los agresores.

3. No dejes de usar las redes sociales: el acceso a Internet es un derecho humano, no tienes por qué abandonar un espacio que te pertenece si no quieres.

Doxxing

Otra forma de violencia a través de redes sociales es el doxxing que consiste en hacer públicos en plataformas mayores los datos personales de alguien por cualquier razón. Es decir, que con el fin de exponer a la persona al escarnio y acoso de mucha más gente. Lo que puede llevar a la víctima al miedo, la ansiedad y la censura, tal como apunta Plumas Atómicas.

¿Cómo saber si tu hijo sufre ciberbullying?

De por sí el bullying o acoso convencional es difícil de identificar por parte de los padres, en el caso de ciberbullying es aún más complejo de reconocer, ya que el daño que provoca solo suele estar localizado en los sitios de redes sociales visitados por los jóvenes. Sin embargo es un problema cada vez más común.

Es por ello que te decimos a continuación qué señales sirven para saber si alguno de tus hijos está pasando por ese problema.

  • Marcada indiferencia hacia el estudio o las tareas, así como una baja en las calificaciones
  • Pasar mucho tiempo inmersos en sus dispositivos electrónicos
  • Falta de sueño
  • Evitar el contacto público o pasar mucho tiempo encerrados
  • Irritabilidad como mecanismo de defensa
  • Sentimientos de inseguridad, soledad y miedo

 

Si tus sospechas continúan, debes buscar acercarte a tus hijos, teniendo cuidado de no hostigarlos. Si quieres que te vean como su aliado y no como un problema más con el cuál lidiar, debes procurar escuchar antes que sermonear. Quizá debas intentar aproximaciones en más de una ocasión, para permitir que se abran contigo paulatinamente.

En caso de confirmar que el niño es víctima de ciberbullying, hay que orientarlo para que no responda a las agresiones (mensajes, memes, fotos, videos) que reciban. Estos elementos pueden ser usados como pruebas ante las autoridades escolares o gubernamentales. Depende de los adultos tener la cabeza fría para presentar quejas y/o denuncias usando los medios preestablecidos, y acompañar a sus hijos durante el proceso.

Cabe señalar que el ciberbullying, acoso sexual, fraude, trata de personas y pornografía infantil encabezan la lista de los cinco delitos más investigados por la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, como previamente informó Noticieros Televisa.

Con información de Plumas Atómicas y Noticieros Televisa

Plumas Atómicas

Creemos que el periodismo de investigación es una arma de discusión masiva.

CARGANDO...