Chorro de agua lanza a mujer varios metros durante protesta en Israel

Protesta

La Policía antidisturbios de ciertos países usa cañones de agua para dispersar a los manifestantes (Reuters)

En las calles de Jerusalén, durante una protesta organizada por miembros de la comunidad ultraortodoxa de la religión judía contra el alistamiento militar obligatorio, una mujer que intentaba cruzar la calle fue lanzada por los aires por los chorros de agua disparados por elementos de la Policía que intentaban reprimir la manifestación.

Durante la demostración del domingo pasado, un testigo que grababa con la cámara de su teléfono móvil tuvo oportunidad de captar el instante en que la mujer recibe de lleno el potente chorro de agua que la tiró sobre el pavimento y la arrastró varios metros.

El líquido, que la Policía de Jerusalén combina con agentes que liberan un olor nauseabundo con el fin de disuadir a los manifestantes, tiene una coloración verdosa que impregna la ropa y la piel de quien lo reciba.

Durante los segundos finales del breve video lanzado por la agencia noticiosa Ruplty se puede ver cómo los uniformados continúan disparando chorros de agua al resto de los manifestantes mientras la mujer intenta recuperarse de la caída.

Es posible ver cómo los chorros de agua derriban al resto de los manifestantes que se encontraban de pie defendiendo su derecho a no ser reclutados en el ejército de Israel.

Después de disparar chorros de agua, los policías se acercaron a los manifestantes para sacarlos a rastras de su concentración callejera por los pies y las manos mientras sus compañeros se resisten a ser dispersados.

De acuerdo a fuentes oficiales, al menos 35 manifestantes fueron arrestados por haber “socavado el orden público, bloqueado el tráfico y atacado a civiles y fuerzas de la Ley”.

De acuerdo a una declaración del alcalde israelí de Jerusalén, Nik Barkat, la protesta era ilegal y por eso las fuerzas de seguridad usaron “todos los medios a su disposición” para terminarla.

Una vez que los 150 activistas de “Facción Yerushalmi” fueron detenidos o dispersados, la Policía desbloqueó el tráfico y permitió que el sistema de tren ligero local reanudara actividades.

Los protestantes, por su parte, intentaban protestar por el arrestro de otros miembros de su comunidad que no habían solicitado la exención oficial del servicio militar que, en Israel, es obligatorio para todos.

 

 

 

CARGANDO...