Cavar tumbas, ese es el nuevo castigo para quienes no usan cubrebocas en Indonesia

8 personas ya han recibido como castigo cavar tumbas para aquellos que han muerto de COVID-19
Cavar tumbas, castigo por no usar cubrebocas en Indonesia. (imagen: Especial)

En Indonesia las autoridades han tomado una decisión radical ante aquellos ciudadanos que no usan cubrebocas. A los infractores no se les multa ni se les encarcela, se les pone a cavar tumbas para aquellos que han muerto por coronavirus.

Te recomendamos: Diputado de Morena propone cambiar el nombre oficial del país y de la Constitución

Esta dura medida ha sido implementada por las autoridades de Gresik, una región costera en Java, una de las principales islas de Indonesia. Hasta el momento, 8 personas han colaborado con el cementerio local de la aldea de Ngabetan como castigo por no seguir las medidas sanitarias.

“Solo hay tres sepultureros disponibles en este momento, por lo que pensé que esta gente podría trabajar con ellos”, explicó un funcionario local a los medios refiriéndose a los infractores, según lo narró el Jakarta Post.

Indonesia está en medio de una fuerte campaña para promover el cubrebocas, cuyo uso se ha vuelto obligatorio este mes. Las campañas no solo incluyen castigos ejemplares como el de la región de Gresik; también incluyen iniciativas como, por ejemplo, voluntarios vestidos de superhéroes que dan mascarillas a los ciudadanos que han salido sin una.

Voluntarios vestidos de superhéroes reparten mascarillas. (Imagen: Especial)

 

Con más de 260 millones de habitantes, Indonesia no ha tenido el éxito de otros países de la región, como Vietnam o Tailandia a la hora de enfrentar la pandemia global de COVID-19. Con 225 mil casos y más de 8 mil fallecidos, las autoridades han resuelto que es una prioridad que la gente use debidamente el cubrebocas.

La campaña gubernamental a favor del cubrebocas incluso aborda un tema especialmente latoso para muchos ciudadanos, la incomodidad que puede generar en algunos portar debidamente el cubrebocas:

“Debemos admitir que es incómodo usar cubrebocas. Pero es mucho menos incómodo que estar expuesto al COVID-19”, ha declarado Anies Baswedan, gobernador de Jakarta, la capital de Indonesia, ubicada al oeste de Java.

 

Con información del Jakarta Post