Cardenal tacha de “inmoral” las políticas migratorias de EE.UU. que separan a familias

Ninos-Migrantes-Politica-Migratoria-Separacion-Familias-Cardenal

(AP Photo/Eric Gay)

El cardenal Daniel DiNardo, presidente de la Conferencia de EE.UU. de Obispos Católicos, criticó la política migratoria de Estados Unidos que separa a las familias que cruzan de manera ilegal la frontera con México. De acuerdo al cardenal, estos procedimientos de la administración de Donald Trump son “inmorales”.

Desde hace un año, el Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) ha sido severamente criticado por defensores de derechos humanos. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) adoptó una política de “cero tolerancia” a partir de la luz verde que les dio Trump para separar a los menores de sus padres.

Lee también:

Así fue como se expresó DiNardo en una declaración desde Fort Lauderdale, Florida:

Las familias son el elemento fundamental de nuestra sociedad y deben poder permanecer juntas. Aunque proteger nuestras fronteras es importante, podemos y debemos hacer algo mejor como gobierno y como sociedad, para encontrar otras formas de garantizar esa seguridad. Separar a los bebés de sus madres no es la respuesta y es inmoral.

Cuando los padres son detenidos por agentes de ICE o por la Patrulla Fronteriza, éstos son procesados de acuerdo a la ley como si fueran criminales. Mientras tanto, los niños son enviados a albergues en lo que se decide la situación jurídica de los adultos, un proceso que puede tomar varias semanas. Dichos albergues pueden estar ubicados en otro estado del país, distinto a la entidad donde el padre y/o madre se encuentra detenido.

Katie Waldman, vocera de DHS, respondió a los comentarios del cardenal:

DHS no tiene una política de separación de familias en la frontera. […] DHS está incrementando las transferencias de personas que cruzan la frontera ilegalmente y que violan la soberanía de nuestra nación con el Departamento de Justicia para su enjuiciamiento. Todos los días, en comunidades de todo el país, si uno comete un delito, la policía lo llevará a la cárcel, independientemente de si tiene familia o no. […] Los extranjeros ilegales no deberían tener derechos diferentes, incluso mejores, porque son extranjeros ilegales.

A finales del mes pasado, DHS fue adicionalmente criticado por perder el registro de cerca de 1,500 niños que fueron separados por sus padres en la frontera. Al no tener rastro de estos menores, la administración de Trump exhibe las fallas de una política que intenta sistematizar la separación de familias.

Via CNN.

CARGANDO...