Inicio  /  Historias
HISTORIA

La caída de las Torres Gemelas: así vivieron el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York

Crónica y semblanza gráfica del día que cambió al mundo.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York quedaron registrados en la memoria colectiva de todos; esta es una semblanza cronológica y gráfica de lo ocurrido ese día que cambió para siempre la historia del mundo.

Te recomendamos: Enfermedades relacionadas con el 11-S parecen haber matado a más personas que los atentados, revela informe

El primer avión

Los atentados del 9/11 son uno de esos eventos que marcan a toda la humanidad. Por más que pasen los años, todos recuerdan qué estaban haciendo ese martes 11 de septiembre, cuando diversos medios de comunicación reportaron fuego en una de las torres que conformaban el World Trade Center (WTC) de la ciudad de Nueva York.

El humo sale de una torre del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 (Mario Tama / Getty Images).

Fue cuestión de minutos para que los noticieros del mundo comenzaran a transmitir imágenes en directo del exterior del edificio.

A la confusión se sumó la incredulidad cuando se confirmó que el humo no era producto de un incendio, sino de un avión que se estrelló contra la Torre Norte -entre los pisos 93 y 99- contra el complejo; eran las 08:46 de la mañana (hora local).

Se trataba del vuelo 11 de American Airlines, un Boeing 767 con 92 personas a bordo que despegó a las 7:59 del Aeropuerto Internacional Logan de Boston con dirección a Los Ángeles.

El segundo avión

Y después, lo inesperado. Mientras este primer incidente era seguido por los ojos del mundo gracias a las cámaras de televisión, otro avión se impactó contra la segunda torre del WTC a las 9:03 horas.

(AP Photo/Chao Soi Cheong)

Se trataba del vuelo 175 de United Airlines, que había despegado a las 8:14 de la mañana con 65 personas a bordo. Al igual que la primera aeronave también seguía la ruta Boston-Los Ángeles.

Dos aviones se estrellan contra el World Trade Center en Nueva York. (Getty Images/Archivo)

(AP Images Archivo)

(Archivo/AP)

Estados Unidos bajo ataque

Mientras Nueva York vivía el día más turbulento de su historia, George W. Bush, presidente de los Estados Unidos, se encontraba en una escuela primaria de Sarasota, en Florida, donde convivía con un grupo de niños.

Alrededor de las 9:07 de la mañana, su jefe de personal interrumpió la actividad para informarle que la segunda torre del WTC había sido embestida y que “Estados Unidos se encontraba bajo ataque”. El rostro del presidente al recibir esta noticia se volvió una imagen icónica.

George W. Bush es informado por su jefe de oficina acerca de los atentados (AP Photo/Doug Mills, File)

Veinte minutos después, Bush pronunció un discurso desde esa escuela para informar que lo ocurrido aparentemente era un atentado terrorista.

El tercer avión

A las 9:37 horas, un tercer avión secuestrado se estrelló contra el ala oeste del Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, en el condado de Arlington, Virginia, cerca de Washington D.C.

El avión era un Boeing 757, identificado como el vuelo 77 de American Airlines, que había despegado una hora antes del Aeropuerto Internacional Dulles de Washington DC con rumbo a Los Ángeles.

Además de todos los 64 tripulantes de este avión, también perdieron la vida 125 personas que estaban en esa zona del edificio.

Humo en el ala oeste del edificio del Pentágono el 11 de septiembre de 2001, después de que un avión se estrellara contra el edificio y provocara una gran explosión. (Alex Wong / Getty Images).

El atentado que no fue

Pasadas las 10 de la mañana, el vuelo 93 de United Airlines, que había despegado del Aeropuerto Internacional de Newark hacia San Francisco a las 8:42 de la mañana se estrelló contra un campo rural en Pensilvania.

Este Boeing 757 con 44 personas a bordo también había sido secuestrado, pero la tripulación y los pasajeros se enfrentaron contra los terroristas, provocando su desplome. Se dice que la intención era estrellarlo contra la Casa Blanca o el Capitolio.

El desplome de las Torres Gemelas

El impacto de los aviones en las Torres Gemelas del WTC dañó seriamente su estructura, por lo que fue cuestión de tiempo para que ambas se vinieran abajo.

(AP foto/Diane Bondareff, File)

En tanto, los servicios de emergencia de la ciudad hacían todo lo posible por contener las llamas y salvaguardar a la población.

La gente huye de los alrededores del WTC tras los atentados de las Torres Gemelas. (AP Photo/Diane Bondareff).

Un minuto antes de las diez de la mañana, la Torre Sur colapsó, y media hora después, a las 10:28, lo hizo la Torre Norte (la primera en recibir el ataque).

El World Trade Center al colapsar después del ataque terrorista. (AP/Archivo)

Ambos derrumbes provocaron que una densa capa de humo cubriera las calles aledañas a la zona cero.

Policías y bomberos huyen de la enorme nube de polvo causada cuando la Torre Uno del World Trade Center se derrumba (Jose Jimenez/Getty Images).

(Mario Tama/Getty Images)

Gente corriendo al momento del colapso de la segunda torre. (Jose Jimenez/Primera Hora/Getty Images).

(Spencer Platt/Getty Images)

Gente camina en el área donde los edificios del World Trade Center colapsaron el 11 de septiembre de 2001. (Mario Tama / Getty Images).

Con el ataque, no solo las Torres Gemelas sufrieron daños, sino también los edificios colindantes y cercanos, como el Winter Garden.

Una vista aérea del 17 de septiembre de 2001 muestra el Winter Garden obstruido de escombros. (AP Photo/U.S. Navy, Chief Photographer’s Mate Eric J. Tilford)

De inmediato inició una extensa operación de búsqueda y rescate en busca de personas atrapadas en los escombros que duraría varios días.

La Zona Cero después de los ataques terroristas (Flickr: Jason Scott).

Estos atentados dejaron un saldo final de 2,996 personas muertas (incluidos 19 terroristas), varios desaparecidos y más de 25 mil heridos, muchos de ellos con heridas permanentes.

Y así, en solo unas horas se escribió una de las páginas más tristes del siglo XXI; incluso dos décadas después, las repercusiones por estos atentados siguen presentes.