Buscan aumentar sanciones por contaminación auditiva con multas y trabajo comunitario en CDMX

Esta propuesta también busca terminar con los vehículos que compran muebles u otros artículos domésticos

Nazario Norberto Sánchez, diputado de Morena, propuso aumentar las multas y sanciones a la contaminación auditiva en la Ciudad de México, como el uso de cohetes, fiestas ruidosas y uso de claxon en el transporte.

Te recomendamos: Estrés y enfermedades cardíacas, secuelas de la contaminación acústica: Estudio

La contaminación auditiva o acústica puede resultar un problema para la salud, por lo que en una ciudad tan ruidosa como en ocasiones suele serlo la CDMX, el diputado local de Morena, Norberto Sánchez, propuso multar con más de 2 mil 600 pesos o trabajo comunitario por 18 horas a quienes cometan estas faltas.

El uso del claxon, “mofleo” o equipos de audio en vehículos, las fiestas ruidosas, cohetes y otros tipos de contaminación auditiva en espacios como casa habitación o unidades habitacionales serán penadas con estas sanciones.

Además, Norberto Sánchez pide que el uso del claxon, los equipos auditivos y el mofleo sumen sanciones de una a 10 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), equivalentes a 888.8 pesos, o bien, al trabajo comunitario de tres a seis horas.

En caso de celebraciones, convivios o acciones similares en la vía pública sin autorización de las autoridades competentes, la sanción será de 10 a 18 horas de trabajo comunitario, y aunque no se menciona una cantidad específica para una multa, se espera que haya un equivalente.

Las personas que generen contaminación auditiva estando en casaunidades habitacionales, deberán cubrir una multa de 21 a 30 UMAS, es decir, de 866.80 a 2 mil 666.40 pesos, así como el trabajo comunitario de 12 a 18 horas.

“De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Ciudad de México es la octava urbe más ruidosa del mundo, es decir, una de las que genera mayor contaminación auditiva o acústica”, señaló.

Este proyecto “contribuye a abatir la contaminación auditiva, los problemas de salud generados por ésta y las afectaciones que sufren grupos vulnerables”, sentenció Sánchez, recalcando que las personas autistas, mayores, bebés y los animales, que son seres sintientes, son de los más afectados.

La contaminación auditiva evita un ambiente sano y la tranquilidad de las personas, generando a lo largo del tiempo diferentes afectaciones como estrés, depresión, perturbaciones del sueño y enfermedades cardiovasculares, así como la pérdida auditiva y el bajo desempeño profesional o escolar.

Desde 2012, recordó el morenista, la PAOT ha recibido más de 8 mil 500 denuncias por ruido excesivo, proviniendo de las alcaldías Cuauhtémoc, Benito Juárez, Coyoacán e Iztapalapa con mayor frecuencia.

Las reformas que evitar el exceso de ruido también adicionan disposiciones a la Ley Ambiental de Protección a la Tierra.

“Es un punto muy importante que la PAOT instale un sistema de atención ciudadana disponible las 24 horas, para recibir y atender reportes y quejas ciudadanas por contaminación auditiva, con el mismo presupuesto que le será destinado”, destacó el morenista.

Cabe resaltar que esta propuesta también busca terminar con los vehículos que recorren las calles de la ciudad para la compra de muebles u otros artículos domésticos empleando altavoces.