Bullying: Cómo lidiar con los daños psicológicos del acoso escolar

Acoso-Escolar-Bullying-Suicidio-Escuelas

AP Photo/Reed Saxon, File

Cerca de 250 millones de niños y adolescentes sufren bullying en el mundo. Y es que no se trata de ningún fenómeno nuevo, el acoso escolar ha estado presente desde que existen escuelas. Tan común es esta práctica que muchos lo justifican como un mal necesario, la primera experiencia de un menor a la crueldad del convivio social. Dicta la creencia popular que aquel niño que sabe defenderse de sus acosadores sabrá hacerle frente a los desafíos de la vida.

No obstante, el comportamiento que permite el bullying no puede ser descartado como un “los chavos siendo chavos”. Dichas acciones producen consecuencias graves en la mente de la víctima: ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos… y a menudo la solución no es tan sencilla como acusar a tus acosadores con el maestro o defenderse con tus propios puños. Nuevos factores como el cyberbullying exacerban la experiencia para todos los involucrados.

Es imposible menospreciar el bullying. Víctimas de acoso escolar suelen admitir comportamientos como la automutilación, el abandono del hogar, y en casos más extremos, el bullying puede desembocar en el suicidio o en las masacres en aquellos países donde el comercio de armas de fuego goza de acceso fácil. El siguiente reportaje de Sin Filtros expone algunos de estos casos y las soluciones que las víctimas pueden encontrar para lidiar con el problema.

CARGANDO...