Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Boda en Monterrey provoca un brote de coronavirus entre los invitados

Celebran boda en Nuevo León a la vez que el estado registra nuevos máximos de casos por coronavirus
Boda en San Pedro (Captura de pantalla / Twitter)

En los últimos días, las redes sociales han viralizado las imágenes de una lujosa boda con cientos de invitados en las cercanías de Monterrey, Nuevo León. Según las autoridades locales, ya van varios de los presentes que han dado positivo a las pruebas diagnósticas de coronavirus/COVID-19.

Te recomendamos: Realizan Primera Comunión a paciente con COVID-19 en hospital de Jalisco

Según la página de sociales de El Norte, el sábado 20 de junio, Karen Alejandra y Jaime Protasio se casaron por la iglesia en una misa íntima, donde los pocos invitados mantuvieron el distanciamiento social, de acuerdo a las medidas sanitarias para evitar el contagio de covid.

Sin embargo, la austeridad de la misa fue todo lo contrario a la extravagancia de la fiesta, celebrada ese mismo día en el municipio de San Pedro Garza García.

De acuerdo a los videos que han circulado en redes sociales, la comida tuvo lugar en el exterior, pero es de notar que la gran mayoría de invitados no porta cubrebocas (salvo por el personal de servicio), y nadie parece observar la sana distancia.

La semana pasada, Miguel B. Treviño, alcalde de San Pedro, señaló que reuniones como esta boda entorpecían los esfuerzos de la sociedad para frenar el ascenso de contagios por coronavirus en Monterrey y en el resto del estado.

“Son actos de irresponsabilidad, por lo tanto son actos de falta de solidaridad frente a nuestra población más vulnerable, los adultos mayores. Son actos de falta de solidaridad con las personas que están trabajando en la linea de batalla: enfermeros, policías, chóferes quienes distribuyen alimentos y también falta de solidaridad de aquellos que sobreviven de su trabajo”.

Más de 200 personas fueron parte de esta fiesta, ya sea como invitados o proveedores de un servicio, y la factura le puede salir cara al municipio más rico del país.

El regidor Javier González-Alcántara compartió días después que “ya salieron varias personas que asistieron a esa boda como positivas en COVID-19. Hay que entender que esto no es un juego. Es una amenaza real que mata personas”.

Hasta el 28 de junio, Nuevo León registraba 9,786 casos confirmados y 348 defunciones por covid. La entidad se encuentra en fase ascendente y en semáforo rojo.