Ver ahora

Autoridades abren investigación contra supuesta terapia cristiana que “cura” la homosexualidad

Esta terapia recurre a elementos religiosos como "Satán" y el "espíritu del homosexualismo" para "curar a los pacientes".
Imagen de archivo. (Pixabay)

En Madrid, la Consejería de Políticas Sociales abrió una investigación contra una terapia que busca “curar” a los homosexuales bajo el adoctrinamiento cristiando tomando a “Satán” y al “espíritu del homosexualismo” para cambiar la orientación sexual de los creyentes.

Te recomendamos: Video: Sacerdote pide a mujeres no participar en paro del 9 de marzo

Esta terapia estaría violando la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia de la comunidad, por lo que se ha dicho que no habrá tolerancia contra ella.

“La homosexualidad por supuesto no es ninguna enfermedad que se pueda curar y por tanto deciros que desde esta consejería, desde que llegamos hemos impuesto la primera sanción grave por comportamientos LGTBIfóbicos por un caso de una coach que ofrecía servicios muy similares a los vistos en este vídeo” mencionó Alberto Reyero desde la Consejería.

El video que dio inicio al descubrimiento de este caso fue transmitido por Telecinco luego de que un periodista lograra infiltrarse y recabara información.

Tras este reportaje se dieron a conocer más casos parecidos a lo largo de la región por lo que las autoridades ya trabajan en darles seguimiento.

“Tenemos conocimiento de que se siguen practicando con total impunidad terapias de este estilo en nuestra región sin miedo a la ley. Exigimos al Gobierno de España que legisle contra estas terapias con sanciones más contundentes que las administrativas de la Comunidad de Madrid”

… dijo por su parte Rubén López, director del Observatorio Madrileño contra la LGTBifobia, mientras que Alex Matías, coordinador de laasociación LGTB de Madrid Arcópoli, añadió:

“Es importante y necesario que se pongan [las sanciones] porque se le está diciendo a las personas que su opción sexual no es correcta, se les está causando un daño psicológico. Pedimos que se agilice el proceso”.

 

Con información de El País