Así es como contener un estornudo puede romperte la garganta

estornudo

Persona estornudando (Pixabay).

Hace unos días un hombre de 34 años pasó una semana en un hospital de Inglaterra porque su tráquea se había fisurado al intentar contener la fuerza de un estornudo.

Al llegar al área de urgencias del hospital, el paciente dijo que le dolía el cuello y que sintió que algo le había explotado en el cuello luego de haberse apretado la nariz para reprimir la expulsión violenta y ruidosa del aire de sus pulmones.

Con el cuello hinchado, cambios en su voz y un intenso dolor al tragar, el hombre fue tratado por los médicos que tuvieron que alimentarlo con una sonda durante los siguientes siete días para darle tiempo a los tejidos de su garganta para sanar.

Esta anécdota, más que para impresionar, es para prevenir de los peligros que conlleva intentar contener un estornudo.

Al bloquear la nariz y la boca durante este reflejo se puede causar un daño grave en las vías respiratorias, advierten los especialistas.

Varios médicos que manifestaron su preocupación en la revista científica MBJ Case Reports, pidieron al público en general tener más consciencia de los riesgos de contener este movimiento involuntario.

En esa misma publicación los especialistas dijeron que además de lastimar la garganta, alguien puede sufrir lesiones en el oído o incluso provocarse un aneurisma cerebral, que es una dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro que podría dar lugar a una hemorragia.

Y todo por contener un estornudo.

Los médicos del hospital donde atendieron al sujeto de 34 años, insisten en que contener un estornudo es una maniobra peligrosa que debe ser evitada a toda costa a pesar de lo molesto que pueda resultarle a otras personas.

Una de las mejores maneras para evitar que un estornudo afecte a los que nos rodean es ponernos el brazo sobre la nariz y la boca para taparlas parcialmente con el fin de evitar que la mucosa, la saliva y los alérgenos que contenga se distribuyan en el aire.

CARGANDO...