Así de común es el suicido asistido en Holanda (donde es legal)

Eutanasia en Holanda, Suicido Asistido, Muerte Asistida, Eutanasia, Muerte, Suicidio

Nel Bolton, Una anciana holandesa realizó un tatuaje en su pecho que indica que después de morir, no desea ser reanimada, un juez dio validez oficial a la marca como instrucción médica para permitirle morir cuando llegue el momento (Photo by Michel Porro/Getty Images)

Un estudio realizado por el gobierno holandés indicó que en 2016 el 4% de las muertes registradas en el país fue ocasionada por eutanasia o suicidio asistido.

Holanda fue el primer país en la Unión Europea (UE) en legalizar la eutanasia. La ley fue aprobada en 2002 pero fue enfocada solamente a aquellos enfermos terminales que además de no tener expectativas de cura, estuviera en un estado de constante sufrimiento.

Lee más: Papa Francisco exige a congregación belga que prohíba la eutanasia

La ley del “bien morir” ha sido revisada en tres ocasiones, en el año de su puesta en vigor en 2002, hubo 1 882 eutanasias y a partir de entonces la cantidad se triplicó con 6 mil 091 casos de muerte asistida en 2016. Esta cifra representa el  4% de las  148 mil 973 muertes contabilizadas en los Países Bajos el año pasado.

¿Por qué hay un incremento tan grande en la demanda del servicio de muerte asistida?

Este incremento es atribuido a distintos factores:

  • el envejecimiento de la población holandesa
  • la mejora de la comunicación entre pacientes y sus médicos
  • el mayor grado de información del afectado con respecto a la muerte asistida

Esta legislación penaliza hasta con 12 años a aquellos que realicen la eutanasia con negligencia, de forma unilateral y sin los procedimientos adecuados pactados por el gobierno.

La Comisión Regional de Revisión de la Eutanasia es el organismo oficial encargado de analizar cada uno de los casos de muerte asistida para aclarar cualquier irregularidad. El presidente del organismo Jacob Kohnstamm declaró que no ve la muerte asistida como una imposición para los afligidos.

 “La eutanasia es una posibilidad, no una obligación […] Creo que gracias a ella la gente vive más; es un alivio saber que el médico te ayudará si el dolor es insoportable y el mal irreversible”

Una gran mayoría de los pacientes a los que se le practicó la eutanasia en Holanda padecía de una enfermedad terminal o sin tratamiento paliativo. El 83% de los pacientes estaba en alguna etapa de cáncer, sufría de enfermedades degenerativas como el mal de Parkinson, esclerosis múltiple, Esclerosis Lateral Ameotrófica, o bien estaban afligidos por una deficiencia cardíaca o pulmonar.

Lee Más: Holanda propone la eutanasia para el “deseo de morir”

141 personas experimentaban los primeros síntomas de la demencia tales como cambios de personalidad y la pérdida de la orientación.

60 casos se llevaron a cabo debido a problemas psiquiátricos, 244 por acumulación de males propios de la edad y el resto de los 1 509 fue asistido debido a otros trastornos. El 96% de los casos registrados de eutanasia en Holanda la practicó un médico, usualmente, el doctor de cabecera del paciente.

Las estadísticas apuntan que un 85% de los holandeses apoya la ley de muerte asistida. Sin embargo, alguna irregularidades o casos atípicos han abierto de nueva cuenta asteriscos en la legislación. Por ejemplo, la aplicación de una sustancia letal a una anciana que no había obtenido el permiso gubernamental para quitarse la vida.

Algunos de estos nuevos casos son los de hombres y mujeres lúcidos quienes con más de 75 años desean dejar arreglado su forma de morir en caso de que un mal fuerte llegara a aquejarlos.

La eutanasia siempre ha sido un tema polémico, en nuestro país el debate sobre la ética de la muerte asistida ha sido ampliamente discutida. En junio de este año, la investigadora Marta Lamas analizó el tema exponiendo las diferentes trabas para que la gente pueda dejar voluntades anticipadas de recibir un suicidio asistido en caso de enfrentar un mal incurable.

Con información de: El País

CARGANDO...