Inicio  /  Historias
SALUD

Anillo vaginal: Te decimos qué es

El anillo vaginal es uno de los métodos anticonceptivos más comunes. Te explicamos más sobre él.

Entre las opciones de métodos anticonceptivos femeninos que existen, el anillo vaginal puede ser una de las más cómodas, pues puedes ponerlo tú misma y funciona durante un mes. Aquí puedes conocer más sobre qué es el anillo vaginal.

 

El anillo vaginal es un anillo de plástico pequeño y flexible que se inserta en la vagina para evitar un embarazo. Mide unos cinco centímetros de diámetro y la forma en la que previene el embarazo es gracias a que libera continuamente estrógeno sintético y progestina.

Estas hormonas que el anillo vaginal libera se absorben en el torrente sanguíneo y evitan que los ovarios liberen óvulos para ser fertilizados, pero también espesan el moco cervical, lo que ayuda a evitar que los espermatozoides lleguen al óvulo.

 

Algunas mujeres usan el anillo vaginal para controlar cuándo tienen su menstruación, pues se trata de un anticonceptivo hormonal y como con otros similares, con él pueden regular su ciclo menstrual en función de cuándo se quitan el anillo e incluso puede dejarse puesto y así evitar menstruar.

 

Cuando se usa correctamente, el anillo vaginal puede ser muy efectivo y es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces, sin embargo, es importante mencionar que ciertos medicamentos pueden reducir su efectividad del anillo vaginal, por ejemplo, la hierba de San Juan, el antibiótico rifampicina, algunos medicamentos contra el VIH y algunos medicamentos anticonvulsivos, por lo que es importante hablar al respecto con tu ginecólogo.

 

Aunque el anillo es un método seguro, como todos los métodos anticonceptivos hormonales tiene un riesgo ligeramente mayor de coagulación de la sangre, pero no es diferente al de las pastillas o parches anticonceptivos. 

 

Entre las ventajas del anillo podemos mencionar que es fácil de poner y sacar, además de que no tienes que pensar en ponértelo todos los días o cada vez que tienes relaciones sexuales, puede ayudar con los síntomas premenstruales y el sangrado menstrual suele volverse más ligero, más regular y menos doloroso.

 

Por último, las desventajas de usarlo incluyen la incomodidad que puede resultar insertarlo o sacarlo de la vagina, además de que puedes tener manchado y sangrado en los primeros meses, puede causar efectos secundarios temporales (como aumento del flujo vaginal, dolores de cabeza, náuseas, sensibilidad en los senos y cambios de humor) y es importante señalar que el anillo vaginal no protege contra las ITS. También es un método que si bien no es necesario cambiar diario, sí debes acordarte de cambiarlo y ponerte uno nuevo cada mes.