¿Qué alimentos no deberías guardar en el refrigerador?

Algunos alimentos no están hechos para almacenarse en el refrigerador, toma nota de cuáles son.
Sandías. (Imagen de archivo/Pixabay)

Guardar la comida en el refrigerador es una de las mejores formas de conservarla, sin embargo existen varios alimentos que no deberíamos guardar en este espacio. Toma nota y almacena tu comida de forma adecuada para evitar percances.

Te recomendamos: ¿Cómo conservar las frutas y verduras para que duren más?

Café

No es muy usual que el café sea guardado en el refrigerador, pero si eres de las personas que opta por hacerlo debes saber que este alimento es hidroscópico, lo que quiere decir que absorbe con facilidad la humedad y otros sabores.

En consecuencia, dejarlo en el refrigerador no solo estropeará su sabor, sino que podría representar un problema para tu salud.

Papas

Muchas personas suelen guardar las papas en el compartimento de verduras que tiene el refrigerador, pero el problema es que estos alimentos contienen un componente que genera almidón de azúcar en bajas temperaturas. Por ello deben guardarse en un lugar oscuro y fresco.

Cebollas

Al igual que las papas, las cebollas deben conservarse en lugares frescos y ventilados que eviten se produzca almidón de azúcar, así como que otras de sus propiedades se pierdan.

Alimentos enlatados

Los alimentos enlatados no se guardan en el refrigerador bajo ninguna circunstancia, pues aunque su etiquetado así lo indique, dejarlos en las latas en que son empaquetados producirá que los metales se filtren en la comida, según lo informa el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido.

Comida caliente

La comida caliente o los guisos que aún conserven calor deben dejarse enfriar antes de guardarse en el refrigerador, pues de lo contrario se pueden desarrollar bacterias por el cambio de temperatura que afecten la composición de la comida y, en consecuencia, dañen nuestra salud.

Sandías

Muchas personas suelen guardar trozos de sandía en su refrigerador o las rebanadas que se compran en los súper mercados, pero esto es un error, pues como lo indica el Departamento de Agricultura de Estados Unidos las sandías pierden sus antioxidantes y nutrientes al estar bajo temperaturas frías.

Para conservarlas es mejor colocarlas en un tazón o bowl amplio con un poco de hielo.