Alemania no aumentará gasto militar pese a críticas de EU

FOTO Angela Merkel en la Cumbre de Soluciones Globales 19 MARZO 2019

Angela Merkel en la Cumbre de Soluciones Globales. (EFE)

Alemania aseguró que no incrementará su presupuesto de gasto militar al 2% del PIB, pese a críticas de Estados Unidos.

Merkel, de nuevo la mujer más poderosa del mundo, según Forbes

Merkel defendió el gasto militar de su país frente a las críticas del embajador de Estados Unidos en Berlín, Richard Grenell, según el cual Alemania se ha apartado del objetivo de la OTAN de situar el presupuesto en el 2% del PIB.

En los últimos años, Alemania aumentó paulatinamente el presupuesto de Defensa, afirmó la líder alemana en el llamado “Global Solutions Summit” (Cumbre de Soluciones Globales), foro que aglutina a representantes del ámbito político y del mundo empresarial.

“Debo corregir algo”, dijo la canciller, en alusión a las críticas vertidas recientemente por Grenell desde un medio alemán sobre una supuesta falta de voluntad de Alemania de alcanzar el objetivo declarado de los miembros de la OTAN de destinar un 2% del PIB a Defensa.

El presupuesto de Defensa se situó el año pasado en el 1.35% y el gasto de 2019 prevé un leve ascenso al 1.37%, pese a la ralentización del crecimiento económico que se pronostica para la primera economía de la zona euro.

Los gastos que genera la OTAN son una de las obsesiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien a su llegada a la Casa Blanca amenazó con abandonar la Alianza Atlántica si los países europeos no aumentaban sus contribuciones.

Los miembros de la OTAN se comprometieron, en la cumbre de Gales de 2014, a destinar el 2% de su PIB a la defensa en una década, lo que se ha convertido en la mayor exigencia de Trump a sus aliados y ha centrado los debates de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los últimos encuentros de la coalición.

Las declaraciones del embajador estadounidense en Alemania suscitaron protestas desde el opositor Partido Liberal (FDP), cuyo vicepresidente, Wolfgang Kubicki, las calificó de “injerencia intolerable” en asuntos internos alemanes, mientras que desde el partido cogubernamental SPD se recordaron las reiteradas salidas de tono del diplomático.

Grenell llegó al cargo en mayo del año pasado y su nombramiento fue recibido con recelos en Alemania, por su reconocida cercanía con el populismo derechista de Estados Unidos.

Desde el departamento de Exteriores se criticó recientemente el proceder del diplomático, después de que éste “advirtió” en una carta dirigida a empresas alemanas sobre posibles sanciones si participaban en el proyectado gasoducto Nord-Stream, que conectará directamente Rusia con Alemania a través del Mar Báltico.

Trump sugiere que Brasil podría ser miembro de la OTAN

Con información de EFE.

RMT

CARGANDO...