Frases que sí dijo Einstein (y algunas que no)

Foto Einstein Frases 8 Febrero 2019

Se atribuyen un sinfín de frases al científico Albert Einstein; algunas las dijo, otras no. (Foto: AP Photo)

A continuación te presentamos frases que sí dijo Albert Einstein y algunas que erróneamente son adjudicadas a él.

Carta de Dios, escrita por Einstein, subastada en 2.9 mdd

“El matrimonio solo es una esclavitud con apariencia civilizada”. (Citado por Konrad Waschsmann en Grüning).

“La raza es un fraude. Todos los pueblos modernos son un conglomerado de tantas mezclas étnicas que no existe ninguna raza pura”. (Dicho en una entrevista en Saturday Evening Post).

“No te preocupes por las calificaciones. Asegúrate de tener las tareas al día y que no tengas que repetir curso. No es necesario tener buenas calificaciones en todo”. (Dicho a su hijo Hans Albert, 1916).

“Es posible ser ambas cosas. El nacionalismo es una enfermedad infantil. Se trata del sarampión de la humanidad”. (Cuando le preguntaron si se consideraba alemán o judío, 1929).

Albert-Einstein. (Foto: AP Photo, File)

Albert-Einstein. (Foto: AP Photo, File)

“No tengo ningún talento especial. Solo soy apasionadamente curioso”. (Dicho a Carl Seeling, 1952).

“Si A es el éxito en la vida, entonces A=x+y+z. El trabajo es la x, el juego la y, y z es mantener la boca cerrada”. (Escrito en el New York Times, 1929).

“Solo una vida vivida para los demás es una vida que ha valido la pena”. (Citado en el New York Times, 1932).

“Una hora sentado con una chica guapa en un banco del parque pasa como un minuto, pero un minuto sentado sobre una estufa caliente parece una hora”. (Explicación de la relatividad dada por Einstein a su secretaria Helen Dukas para que la repitiera ante periodistas y profanos en el tema).

Retrato de Albert Einstein en San Petersburgo, Rusia. (AP Photo/Dmitry Lovetsky)

Retrato de Albert Einstein en San Petersburgo, Rusia. (AP Photo/Dmitry Lovetsky)

“No puedo imaginar a un Dios que recompense y castigue los objetos de su creación. Tampoco puedo creer que el individuo sobreviva a la muerte del cuerpo, aunque los espíritus débiles sostienen dicha idea por miedo o por un egoísmo ridículo. Para mí resulta suficiente contemplar el misterio de la vida consciente perpertuándose a lo largo de la eternidad”. (De What I Believe, Forum and Century 84, 1930).

“Con la aparición de la energía atómica, nuestra generación ha traído al mundo la fuerza más revolucionaria desde que el hombre descubrió el fuego”. (En una carta de apoyo al Emergency Committee of Atomic Scientists, 1947).

“No sé (qué armas se usarán en la Tercera Guerra Mundial). Pero puedo decirle cuáles se usarán en la Cuarta: ¡piedras!”. (Extraído en una entrevista en 1949).

“El hombre que disfruta marchando en fila al ritmo de la música tiene todo mi desprecio. Este heroísmo a la orden, esta violencia sin sentido, este maldito alarde de patriotismo… ¡con qué intensidad los desprecio! La guerra es baja y despreciable, y prefiero que me hagan pedazos a participar en algo así”. (Extraído de “What I Believe”)

Lo que jamás dijo

Si bien es cierto que el físico Albert Einstein hablaba no solo sobre su campo de estudio sino también de varios temas, incluso política y religión, la realidad es que circulan en redes sociales varias frases adjudicadas a él que lo hacen ver prácticamente como una especie de “coach de vida” que jamás fue. De ahí que sea importante esclarecer qué frases no dijo el científico alemán.

“La definición de la locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”.

Este dicho es también atribuido erróneamente a Benjamín Franklin, sin embargo es probable que se trate en realidad de una cita del libro Muerte súbita (1983), de Rita Mae Brown.

“Todo es relativo, nada es absoluto”.

Esta frase que simplifica al punto de malinterpretar las teorías de Einstein no la escribió el físico judío en su Teoría especial de la relatividad (1905), ni en su Teoría general de la relatividad (1915-1916), ni en otros textos.

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

“Me niego a creer que Dios juega a los dados con el universo”.

Esta última frase es una versión acortada y tergiversada de algo que escribió en una carta. En realidad apuntó: “La mecánica cuántica nos aporta mucho, pero no nos acerca al secreto del Viejo. Yo, en todo caso, estoy convencido de que Él no juega a los dados“. Y si bien podría ser pertinente pensar que se refiere a Dios, como se puede ver, Einstein no expresa de manera explícita a quién se refiere.

“Cualquier tonto inteligente puede hacer las cosas más grandes, más complejas y más violentas. Se necesita un toque de genio – y mucho valor – para moverse en la dirección opuesta”.

“El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos. Es como el frío que se produce en ausencia de calor, o la oscuridad que reina en ausencia de luz”.

“Cualquier tonto inteligente puede hacer cosas más grandes y más complejas; se necesita un toque de genialidad —y mucho valor— para moverse en la dirección opuesta”.

E. F. Schumacher fue quien escribió esto en su ensayo ‘Small is Beautiful’ (1973) varios años después de la muerte de Albert Einstein.

“Las leyes internacionales existen solo en los tratados de leyes internacionales”.

Einstein y el antropólogo Ashley Montagu sostuvieron un conversación en la que se mencionó dicha frase, sin embargo fue Montagu quien la dijo.

“Todo es energía y eso es todo lo que hay. Sincronízate con la frecuencia de la realidad que quieres y no podrás hacer otra cosa que conseguirla. No puede ser de otra manera. Esto no es filosofía. Es física”.

Simplemente no hay modo de que el reconocido físico Einstein haya dicho la frase anterior.

“No todo lo que puede ser contado cuenta, y no todo lo que cuenta puede ser contado”.

“Hay dos cosas que me admiran: el cielo estrellado fuera de mí y el orden moral dentro de mí”.

Lo anterior no lo dijo Einstein sino el filósofo alemán Immanuel Kant en su libro Crítica de la razón pura. En realidad la frase es: “Dos cosas colman el ánimo con una admiración y una veneración siempre renovadas y crecientes, cuanto más frecuente y continuamente reflexionamos sobre ellas: el cielo estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí”.

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo sólo tendrá una generación de idiotas”.

“Cuando un anciano y distinguido científico afirma que algo es posible, casi seguro que tiene razón. Cuando afirma que algo es imposible, probablemente está equivocado”.

De hecho, esta es una cita de un libro del autor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, Perfiles del futuro.

“No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela”.

Código Espagueti

Hablamos de las nuevas tecnologías y los avances científicos que están transformando nuestra cultura.

CARGANDO...