¡A comer ajo! Estos son sus múltiples beneficios que debes conocer

foto Estos son sus múltiples beneficios que debes conocer 19 de enero de 2018

El ajo se usa como condimento al cocinar y se caracteriza por su alto contenido de azufre. (Getty Images, archivo)

Tiene olor y sabor fuertes, pero los múltiples beneficios del ajo son excelentes para la salud; conócelos aquí.

Los cinco tipos de nueces más nutritivas

El ajo es un vegetal perteneciente a la clase Allium de plantas bulbosas, a la que también pertenecen las cebollas.

El ajo se usa como condimento al cocinar y se caracteriza por su alto contenido de azufre, además de arginina, oligosacáridos, flavonoides y selenio, elementos que pueden ser beneficiosos para tu salud, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Cáncer.

El olor y el sabor característico del ajo proviene de los compuestos de azufre formados a partir de la alicina, el principal precursor de los compuestos bioactivos del ajo, los cuales se forman cuando las cabezas de ajo se cortan, se pican o se echan a perder.

El ajo es originario de Asia central y es desde ahí que se extiende a todo el mundo. El bulbo, de olor y sabor intenso, está cubierto por una envoltura papirácea y consta de varias piezas fáciles de separar, conocidas como dientes.

foto cabezas de ajo
Cabezas de ajo. (Getty Images, archivo)

Cabezas de ajo. (Getty Images, archivo)

Propiedades nutricionales del ajo

  • Componentes sulfurados (alicina, disulfuro de alilo).
  • Vitamina C
  • Vitamian B1 y B6
  • Potasio
  • Hierro
  • Cobre
  • Fósforo

Beneficios del ajo para tu salud

  • Los efectos protectores del ajo pueden derivar de sus propiedades antibacterianas o de su capacidad para bloquear la formación de sustancias que causan cáncer de estómago, colon, esófago, páncreas y de mama.
  • El extracto de ajo es un potente inhibidor de Helycobacter pylori, bacteria implicada en el desarrollo de las úlceras gástricas y duodenales.
  • Actúa como poderoso anticuagulante al impedir que las plaquetas o trombocitos se adhieran a las paredes de las arterias, por lo que reduce el riesgo de ataques al corazón.
  • Dilata los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial.
  • Puede utilizarse como un antiséptico para limpiar y tratar picaduras de insectos.
  • Sus propiedades antivirales y bactericidas contribuyen a fortalcer el sistema inmunológico y elevar las defensas.
  • Es un buen remedio para tratar infecciones respiratorias.
  • Cuenta con propiedades antibacterianas, por lo que ayuda a prevenir intoxicaciones alimenticias.
  • Contiene compuestos sulfúricos que son perfectos para reducir la inflamación.
  • Mejora la salud y la apariencia de la piel; sus antioxidantes te protegen del daño celular y retrasan el envejecimiento.
  • Fortalece los huesos y ayuda a tratar la osteoartritis.
  • Estimula el flujo de sangre al cuero cabelludo, aporta brillo al cabello y ayuda a disminuir el quiebre. Además, mejora la condición de las cabelleras resecas y controla la picazón.
foto diente de ajo
Diente de ajo. (Getty Images, archivo)

Diente de ajo. (Getty Images, archivo)

Como te puedes dar cuenta, el ajo es un muy buen aliado para mantenernos sanos y aunque su sabor es fuerte y muchas personas lo rechazan, lo puedes consumir crudo, cocido, en aceite esencial, macerado en aceite, en polvo o en extracto.

Para ayudar a prevenir el cáncer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos consuman una dosis diaria de dos a cinco gramos de ajo fresco (aproximadamente un diente de ajo); 0.4 a 1.2 gramos de ajo en polvo seco; dos a cinco miligramos de aceite de ajo; de 300 a mil miligramos de extracto de ajo; u otras formulaciones equivalentes de dos a cinco miligramos de alicina.

¿Qué verduras no debes guardar en el refrigerador?

Con información del Instituto Nacional de Cáncer y Cocina Fácil.

RMT

CARGANDO...