¿Cuál es la diferencia entre ahorrar e invertir dinero y qué conviene más?

Ambos conceptos van ligados, pero su repercusión es diferente
Invertir te permitirá hacer multiplicar tu dinero (Foto: Pixabay)

Las finanzas son un aspecto primordial para todas las personas. Tener y mantener una buena economía se puede traducir en tranquilidad, misma que podría llegar a través del ahorro e inversión, dos conceptos que van ligados pero se entienden de diferente forma, ¿qué conviene más? Vamos a averiguarlo. 

Para saber qué nos conviene, primero será necesario aclarar el significado de cada una de las palabras. 

El ahorro se puede entender como ese dinero que se deja de gastar hoy para utilizarlo en un futuro, como en una emergencia, salir de vacaciones o comprar bienes. El tener un ahorro permitirá utilizar el dinero sin que los gastos de tu vida normal se vean desestabilizados. 

Por otro lado, el invertir se puede entender como el acto de poner a trabajar tu dinero para que los recursos se multipliquen, lo cual no se puede conseguir a través del solo ahorro. Al invertir, de acuerdo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, tu dinero se incorpora a la economía, permitiendo que otras personas lo utilicen, y así obtengas ganancias a cambio de ello. 

Considerando ambos conceptos, se puede concluir que invertir es mejor que ahorrar. Así que ahora la gran pregunta es: ¿cómo hacerlo?

Invertir dinero es posible lograrlo en diferentes rubros, como en la adquisición de una casa, poner un negocio o comprar productos financieros; acceder a este mundo es posible para todo tipo de perfiles, desde los que buscan un bajo riesgo hasta aquellos que quieren tener un porcentaje de rendimiento más alto, lo cual se logrará tomando más riesgos. 

Para invertir es necesario tomar diferentes aspectos en cuenta y estos se deben tener muy claros para saber los riesgos que se pueden tomar. Entre las recomendaciones que se deben considerar están: 

  • Hacer un presupuesto para saber cuánto dinero se puede invertir.
  • Fijar una meta y el plazo para conseguirla (principalmente son de mediano a largo plazo). 
  • Investiga y compara los productos financieros en los que se puede invertir (características, rendimiento de ganancia y riesgo). 
  • Coloca tu dinero en más de un producto financiero (diversificación), así el riesgo se reduce.

Además, se debe tener en consideración, para evitarlas, aquellas inversiones que ofrezcan rendimientos altos en poco tiempo o las que aseguran que no habrá pérdida. 

Antes de poner a trabajar tu dinero, también se recomienda acudir con un asesor de inversión independiente o un intermediario del mercado (puede ser un banco, una casa de bolsa, entre otros), mismo que te ayudará a realizar un diagnóstico del tipo de inversionista que eres y a establecer tus metas dependiendo de tus plazos o edad. 

Para invertir, también es necesario aclarar que no se debe tener una gran cantidad de recursos, pues incluso hay instrumentos de inversión a los que se puede ingresar hasta con 100 pesos.

Con información de CNBV, BBVA y BMV