Agrandar sus genitales con silicona le provocó la muerte

Agrandar sus genitales con silicona le provocó la muerte

Un hombre australiano agrandó repetidamente sus genitales con inyecciones de silicona ilegales, lo que le provocó la muerte (Aazios)

Un hombre llamado Jack Chapman, de 28 años, murió por aumentar el tamaño de sus genitales para satisfacer el fetiche de su pareja Dylan Hafertepen.

Viajó a México para operarse la nariz, ahora tiene muerte cerebral

La víctima, mejor conocido como “Tank”, era de origen australiano y residente en Seattle, Washington, en Estados Unidos. Tank formaba parte de una comunidad gay en el noroeste de Estados unidos donde participaba como subordinado de su “Amo” e incurría en prácticas de sadomasoquismo y modificación corporal.

Chapman era conocido en las comunidades fetichistas en internet, principalmente por formar parte de una “manada” de hombres gay que se inyectaban silicona líquida en el escroto para posteriormente exhibirlo en redes sociales.

Chapman junto a su 'Amo', Dylan Hafertepen, quien lo obligaba a hacerse modificaciones corporales riesgosas en una relación consensual (Facebook)
Chapman junto a su ‘Amo’, Dylan Hafertepen, quien lo obligaba a hacerse modificaciones corporales riesgosas en una relación consensual (Facebook)

Chapman junto a su 'Amo', Dylan Hafertepen, quien lo obligaba a hacerse modificaciones corporales riesgosas en una relación consensual (Facebook)

 

Sin embargo, estas inyecciones de silicona pueden ser letales, ya que pueden conducir a la acumulación de líquido y sangrado en los pulmones, por lo que se diagnostica una embolia pulmonar por silicona.

El certificado de defunción de Chapman en lista ésta como una de las cuatro causas de muerte, así como tres problemas adicionales relacionados con los pulmones.

Chapman ya había agrandado sus testículos anteriormente, utilizando una peligrosa e incluso ilegal técnica de inyección de silicona (Facebook)
Chapman ya había agrandado sus testículos anteriormente, utilizando una peligrosa e incluso ilegal técnica de inyección de silicona (Facebook)

Chapman ya había agrandado sus testículos anteriormente, utilizando una peligrosa e incluso ilegal técnica de inyección de silicona (Facebook)

 

El “Amo” de los “Cachorros”

Jack “Tank” Chapman publicó anteriormente un contrato de 2 mil palabras que celebró con su “Amo”, Dylan Hafertepen, en su cuenta de Tumblr desde 2012.

En él, la pareja acuerda que Hafertepen tiene el completo control sobre el cuerpo de Chapman, con la capacidad de ordenarle modificaciones como tatuajes, aumento de tamaño genital con silicona y uso de esteroides a discreción.  

Hafertepen (esquina inferior izquierda) junto a los miembros de su 'manada', a quienes controla por medio de la firma de un 'contrato' firmado por ambas partes (Facebook)
Hafertepen (esquina inferior izquierda) junto a los miembros de su ‘manada’, a quienes controla por medio de la firma de un ‘contrato’ firmado por ambas partes (Facebook)

Hafertepen (esquina inferior izquierda) junto a los miembros de su 'manada', a quienes controla por medio de la firma de un 'contrato' firmado por ambas partes (Facebook)

Después de la muerte de Chapman, Dylan Hafertepen fue acusado de encubrirla pretendiendo ser su subordinado y mintiendo sobre lo que sucedió cuando fue confrontado al respecto.

Durante confrontaciones en línea con diferentes miembros de la comunidad LGBT, Hafertepen mintió en repetidas ocasiones alegando no tener conocimiento sobre la muerte de su novio. Horas más tarde, comenzó a enviar correos electrónicos a los contactos de emergencia de Chapman para anunciar su deceso.

Chapman se mudó desde Australia cuando conoció a Dylan Hafertepen en 2012, perdiendo el contacto con su familia bajo las reglas de su nueva pareja (Facebook)
Chapman se mudó desde Australia cuando conoció a Dylan Hafertepen en 2012, perdiendo el contacto con su familia bajo las reglas de su nueva pareja (Facebook)

Chapman se mudó desde Australia cuando conoció a Dylan Hafertepen en 2012, perdiendo el contacto con su familia bajo las reglas de su nueva pareja (Facebook)

Posteriormente, Dylan Hafertepen viajó desde Estados Unidos hasta Australia para llevar las cenizas de Jack con su familia, lo cual se convirtió en una confrontación con la madre del difunto.

De acuerdo con Linda Chapman, la madre de Jack, ella no se enteró de la enfermedad de su hijo hasta el día después de su muerte.

“No sabía que estaba en el hospital, no sabía que estaba en un coma inducido, nunca pude tenerlo ni abrazarlo. Nunca pude decirle adiós”, dijo a medios de comunciación.

Con información de DailyMail Australia

CARGANDO...