Cómo debes aplicarte el aceite de coco en el cabello

El aceite de coco es muy recomendable para el cabello seco o maltratado
Imagen de archivo (Foto: Pexels)

El aceite de coco es uno de los hidratantes para el cabello más utilizados actualmente. Una correcta aplicación, dicen los expertos, evitará que se reseque tu pelo. Es por eso que a continuación te explicamos cómo aplicarte el aceite de coco en el cabello.

Te explicamos: ¿Cuáles son los beneficios de usar vinagre en el cabello?

Los conocedores del cuidado del cabello aseguran que el aceite de coco actúa como un “ultra hidratante”. Sin embargo, para obtener sus beneficios, es necesaria una aplicación adecuada.

De noche

El momento ideal para utilizar el aceite de coco es en la noche, ya que toma tiempo que esta sustancia actúe y no querrás lucir una cabellera con apariencia grasosa durante el día. Además, según informa Vogue, en las horas nocturnas suele actuar mejor el aceite en cabelleras secas.

Tibio

Debes de tomar en cuenta que el aceite de coco debe estar tibio para su aplicación, es decir, ni frío, ni caliente. De lo contrario, tu pelo puede sufrir daño. Por lo tanto, para emplearlo, debes calentar el aceite de coco hasta que tenga una consistencia líquida, esperar solo un poco a que se enfríe y frotarlo en tus manos por unos instantes. Esta técnica ayudará a abrir las cutículas del cabello para una mejor acción de la sustancia.

Por mechones

Evita una aplicación desordenada. Lo mejor es que lo hagas por mechones. De ese modo te asegurarás de que todo tu pelo recibió suficiente cantidad de aceite. Aplícalo más generosamente en las zonas más dañadas y resecas.

¿Qué hago si tengo el cabello grasoso?

Si tu pelo tiende a ser grasoso, entonces debes limitarte a aplicar el aceite de coco solo en las puntas.

Tiempo

20 a 30 minutos serán suficientes como para que el aceite de coco entre en acción en tu cabello. Pero, si eres de melena seca y porosa no hay problema en dejarlo por un poco más tiempo. Durante ese periodo, cúbrelo con un gorro de baño o con una toalla.

Al terminar ese tiempo, cerciórate de enjuagarte bien el cabello para retirar el aceite. Esto puede tomarte varias sesiones de lavado y enjuage.

Vía Vogue