¿Qué le pudo haber hecho a esas gentes que la mataron?, cuestiona abuelo de Fátima

Autoridades de CDMX ofrecieron una recompensa de dos millones de pesos para quien ofrezca información sobre la mujer que se llevó a Fátima
Vecinos exigen justicia para Fátima. (Alan Hernández / FOROtv)

Tras el feminicidio de la niña Fátima, Guillermo Antón Godínez, su abuelo, cuestionó qué le pudo haber hecho una menor inocente a las personas que la mataron.

Te recomendamos: Esto es lo que se sabe del feminicidio de la niña Fátima

Indignado, el abuelo de Fátima explicó que la niña fue a la escuela “y cuando fue mi hija por ella no la encontró”.

Indicó que policías ministeriales acudieron con la familia de la menor y con un celular les mostraron la fotografía de una mujer, de más de 40 años de edad, del momento en que se llevaba a la menor, agarrada de la mano.

“Era una niña de siete años, inocente… ¿Qué le pudo haber hecho a esas gentes que la mataron?”.

El martes 11 de febrero, a las 18:38 horas, la niña Fátima terminó sus clases en la primaria Enrique C. Rebsamen en Tulyehualco, alcaldía Xochimilco, en la Ciudad de México, que colinda con Tláhuac.

Según los padres de familia, la menor esperó a su mamá unos minutos, en el extremo derecho de la entrada de la escuela, después, una mujer la tomó de la mano y se la llevó.

Nadie más volvió a ver a la menor; el fin de semana, los restos de la niña fueron encontrados en bolsas de plástico en la colonia Atotolco, en Xochimilco, a 10 minutos de la escuela.

Fátima vivía con sus tres hermanas en la colonia San Sebastián, en Tláhuac; su papá es moto taxista y su madre vende dulces.

Algunos vecinos dijeron que había días que observaban a la niña recogiendo envases de plástico en las noches.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) dio a conocer que busca a una mujer, quien presuntamente recogió a la niña Fátima al salir de la escuela, por quien ofreció una recompensa de dos millones de pesos para quien brinde información.

Con información de Arturo Sierra y Mario Torres.

RMT