Inicio  /  Historias
SALUD

Médicos no podrán negarse a realizar un aborto por objeción de conciencia

Si la mujer fue víctima de violación o su salud está en peligro, un médico no puede rechazarla por motivos éticos o religiosos

Un médico ya no podrá negarse a realizar un aborto invocando su objeción de conciencia en ciertos casos, de acuerdo a lo establecido en el ‘Lineamiento técnico para la atención del aborto seguro en México’, actualización emitida por la Secretaría de Salud.

Te recomendamos: Los mitos alrededor de la pastilla del día siguiente

La objeción de conciencia es invocada cuando un elemento del personal médico o de enfermería se rehúsa a brindar sus servicios por motivos religiosos o de ética personal. El aborto es un procedimiento que suele suscitar este argumento en México.

Sin embargo, el documento publicado esta semana por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva buscar regular la objeción de conciencia, con el fin de “asegurar que no impida el acceso a los servicios de atención de la salud sexual y reproductiva, particularmente en situaciones urgentes o de emergencia.”

En otras palabras, ningún médico que pertenezca al Sistema Nacional de Salud podrá rechazar o retrasar la solicitud de un paciente para interrumpir su embarazo, siempre y cuando esté “en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional”.

En México, el aborto es legal dependiendo de las circunstancias y de la ley en cada estado. Hasta el momento, las únicas entidades del país que permiten la interrupción del embarazo por decisión libre son la Ciudad de México y Oaxaca.

El resto de las entidades federativas consideran la violación (entre otros motivos) como causal legal para proceder con la Interrupción Legal del Embarazo, según lo establecido en la Norma Oficial Mexicana (NOM), misma que ordena a todos los hospitales públicos interrumpir los embarazos producto de esta razón.

Personal médico y de enfermería debe brindar atención a toda víctima de violencia sexual de manera inmediata, sin condicionar la prestación de servicios al cumplimiento de requisitos previos, por ejemplo, la presentación de una denuncia por abuso sexual en el Ministerio Público.