Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Más de 470 especies desaparecieron del planeta en esta década

La caza furtiva, la explotación de recursos naturales y el cambio climático atentaron contra la vida de estas especies hasta extinguirlas por completo
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Los animales del ártico enfrentarán un nuevo reto por sobrevivir si no se detiene el cambio climático. (Zorro del Ártico/Pixabay)

En la década que abarca del 2010 al 2019 se registraron importantes hechos ambientales en todo el mundo. Uno de ellos fue la pérdida de cientos de especies que se extinguieron para siempre del planeta.

Te recomendamos: Los desastres naturales que marcaron la década

La caza furtiva, la explotación de recursos naturales y el cambio climático fueron algunos de los hechos que marcaron un punto crucial para la biodiversidad de flora y fauna en el mundo, provocando que 476 animales, flores y plantas desaparecieran de la faz de la Tierra entre el 2010 y 2019.

La rana arborícola de extremidades marginales de Rabbs, el roedor Melomys rubicola, el caracol achatinella apexfulva, los caribou canadienses, el pez dorado Skiffia, el ciervo de Père David, el gecko encadenado de la Isla Navidad y los rinocerontes blancos son tan solo algunos ejemplos que componen esta lista.

Desde el mes de enero de este año, el indice de mortandad en estos seres vivos alcanzó cifras alarmantes, sin embargo estas no recibieron la atención necesaria y en consecuencia, las cantidades solo incrementaron hacia panoramas catastróficos.

En México, las acciones tomadas para salvar a la vaquita marina no cubrieron las mayores expectativas, así como tampoco lo hicieron las que pretendían salvaguardar la vida de los anfibios; las especies más afectadas en este lapso de tiempo. Tras ellos se colocaron los mamíferos, las aves, los reptiles y los peses.

Aunque la velocidad en la que un gran número de especies se está perdiendo nos coloca en medio de una crisis de extinción animal, para los especialistas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) esta situación da “una idea mucho mejor de cuántas especies estamos perdiendo, dónde las estamos perdiendo, y (así) tenemos una mejor idea de qué tan bien las estamos protegiendo”.

Sin embargo, cabe destacar que la participación de los humanos en hábitats naturales ha generado que en un tiempo récord se reduzcan a polvo 300 mamíferos que a la evolución le habría tomado de 3 a 7 millones de año preparar para su entorno.

“Ya hemos causado daños que pueden durar más que nosotros. Y eso son solo los mamíferos”, menciona Vox en un artículo al respecto.

Para 2020 se estima que cerca de un millón de especies se encuentre en peligro de extinción si no se toman las medidas necesarias para protegerlas (como el respeto a su hábitat, la reducción de basura y contaminantes o la limpieza en mares y océanos).

Además se pronostica que de estas, un 40 por ciento sean anfibios, 33 por ciento corales y 10 por ciento insectos.

¿Qué está originando esta crisis?

Según las investigaciones realizadas por VOX y la IUCN, la crisis ecológica gira en torno de cinco ejes:

  • Alteraciones en el uso de mares y tierras

Las zonas del planeta que no han tenido presencia humana cada vez son menos, por lo que resulta lógico que nuestra presencia cause un peligro inminente para espacios naturales.

Los espacios de tierra que se ‘apartan’ de ecosistemas multidiversos se destinan al uso de ganadería o agricultura, pero se altera por completo su propósito y composición biológica original.

  • Explotación de recursos y seres vivos

La caza furtiva, la explotación de pieles, la venta y el tráfico ilegal de animales, así como el exterminio de seres vivos considerados plagas entran en este eje.

  • El cambio climático

Este problema que viene gestándose desde el siglo pasado no ha sido atendido ni con seriedad ni con responsabilidad por los máximos picos políticos y económicos de la sociedad así como tampoco por la gran mayoría de las personas, lo que significa el peligro más amenazante para la estabilidad del planeta.

  • Contaminación ambiental

Plásticos, unicel, combustible fósil, PET, colillas de cigarros, productos químicos empleados en la salud, la higiene personal y la estética dañan severamente al medio ambiente.

  •  Especies invasoras

Debido a las exigencias de un mundo globalizado, algunas especies son inducidas en un territorio que no era su hábitat original, por lo que su adaptación y presencia genera cambios gravísimos para la estabilidad ambiental.

En estos sitios, los nuevos huéspedes no tienen depredadores naturales ni alimento propicio para su sana conservación, por lo que terminan convirtiéndose en plagas que los seres humanos buscan erradicar a toda costa.

Con información de Vox