3 recetas fáciles y rápidas de pastel para celebrar el día del padre

Te proponemos tres deliciosas y fáciles recetas de pasteles para celebrar el Día del Padre.
Imagen de archivo (Pixabay / CC)

¿Crees que cocinar un pastel es demasiado difícil? ¿Tienes poco tiempo e ingredientes limitados? ¿No sabes qué hacer para festejar el Día del Padre? ¡No te preocupes! Aquí te explicamos cómo hacer tres pasteles fáciles, originales y deliciosos para que festejes, como se debe, el Día del Padre.

Te recomendamos: Héctor Suárez Gomis dedica emotiva carta a su padre tras su muerte

Pastel de chocolate de cuatro ingredientes

(Martha Stewart)

Un delicioso y sencillo pastel de chocolate como nunca lo habías probado. El centro de este pastel se derrite como pudín y te permite servir una receta increíblemente fácil y original para el agasajo de la familia en el Día del Padre.

Ingredientes

  • Mantequilla a temperatura ambiente.
  • ½ taza de azúcar
  • 6 huevos, a temperatura ambiente, separados (en un lugar pon las claras y en otro las yemas)
  • 200 gramos de chocolate semi amargo (con no más de 60% de cacao) derretido.
  • ½ cucharadita de sal
  • Azúcar glass para decorar

Preparación

  • Precalienta el horno a 176 grados centígrados (temperatura media). Mientras se calienta, pon a hervir un litro de agua. Engrasa un molde para pasteles (de cerámica preferentemente) y ponle azúcar de manera pareja. Quita el exceso de azúcar que no se quede pegado al fondo o a las paredes. Esta receta está pensada para un molde de aproximadamente 23 centímetro de diámetro por 7 centímetros de profundidad o cualquiera que tenga una capacidad de 1900 mililitros aproximadamente.
  • En un bowl grande bate las yemas con la media taza de azúcar hasta que su color se vuelva menos fuerte. Añade el chocolate derretido hasta que esté bien mezclado. Pon esta mezcla aparte.
  • En otro bowl grande utiliza una batidora de mano a alta velocidad para batir las claras de huevo con la cucharadita de sal hasta que estén a punto de turrón. Añade un tercio de las claras a punto de turrón a la mezcla con chocolate, remueve con cuidado hasta que se integren. Añade el resto de las claras a punto de turrón integrando suavemente. Ten cuidado de no batir demasiado esta mezcla o de mezclar demasiado fuerte porque se puede perder el punto de turrón y arruinar el platillo.

 

(Martha Stewart)

(Martha Stewart)

  • Una vez que todo esté integrado, sirve la mezcla en tu molde para pasteles previamente engrasado y azucarado. Coloca tu molde en una bandeja de horno profunda (generalmente se utilizan para cocinar pavos o piernas de cerdo grandes). Pon agua hirviendo alrededor del molde para que cubra hasta 2.5 cm. Mete al horno entre 25 y 35 minutos. Para saber si ya está listo, ve qué tanto se esponjó tu pastel y sacúdelo un poco: si el centro del pastel todavía se mueve, es que no está listo.

(Martha Stewart)

  • Deja enfriar cinco minutos y espolvorea el azúcar glass encima para decorar.

(Martha Stewart)

  • Sirve en un plato hondo solo, con rompope ligeramente caliente o con una bola de helado de vainilla y algunos frutos rojos.

¡Disfruta!

Pastel de manzana volteado

(Martha Stewart)

Este sencillo pastel es un clásico que puede disfrutarse con una deliciosa bola de helado de vainilla. La combinación ácida y caliente del pastel con el helado frío y cremoso es un verdadero deleite.

Ingredientes

  • 140 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • ½ taza de azúcar mascabado
  • 3 manzanas verdes peladas, sin centro y cortadas en rebanadas.
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 1 taza ½ de harina
  • 1 taza ½ de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharada de canela en polvo
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ taza de leche
  • ½ taza de azúcar normal
  • 2 huevos

Preparación

  • Precalienta el horno a 170 grados (temperatura media). Engrasa el fondo de un molde para pasteles de 23 cm con 2 cucharadas de mantequilla, guarda el resto de la mantequilla. Una vez que esté engrasado, ponle azúcar mascabado encima. Distribuye el azúcar parejo.
  • En un bowl mediano pon las manzanas rebanadas a remojar en el jugo de limón.
  • Acomoda las manzanas encima del azúcar mascabado. Arréglalas para que se vean bien en círculos concéntricos: recuerda, el fondo de tu pastel será, al rato, la parte que presentarás al servir. Si algunos gajos no te caben, no es grave.

(Martha Stewart)

  • En otro bowl mezcla el harina con el polvo para hornear, la sal y la canela. Ponlo de lado por un momento.
  • Con una batidora a velocidad alta revuelve lo que queda de la mantequilla con el azúcar normal hasta que se esponje y tome un color claro. Agrega los huevos y la vainilla y bate hasta que todo esté incorporado. Baja la velocidad de la batidora a un velocidad mínima (para que no vuele el harina) y añade una tercera parte del harina y la mitad de la leche. Bate hasta que todo quede integrado. Pon otra tercera parte del harina y la otra mitad de la leche. Bate hasta que quede integrado. Añade lo que queda del harina y bate hasta que quede integrado.
  • Distribuye la masa sobre las manzanas en el molde para pasteles. Hazlo de manera uniforme y delicada para que no se muevan y para que todo quede parejo.

(Martha Stewart)

  • Mete al horno entre 45 minutos y una hora o hasta que, al meter un palillo en el centro, este salga completamente limpio. Deja enfriando entre 30 minutos y 6 horas.
  • Para emplatar el pastel, pasa un cuchillo por todo el borde y voltéalo con cuidado sobre un plato grande.
  • ¡Tu pastel está listo para servirse!
  • Puedes calentar las rebanadas un poco en el microondas y servir con una bola de helado de vainilla.

(Martha Stewart)

¡Distruta!

Pastel de queso clásico

(Martha Stewart)

Muchos pasteles van y vienen, pero no hay nada más delicioso que un pastel que te recuerde una normalidad familiar. El pastel de queso con un toque de limón y costra de galletas María es uno de esos pasteles que te regresan a casa y que, con una preparación muy sencilla, logran alegrarnos el día. Un pastel que muestra especial cariño familiar y que es perfecto para que celebres el Día del Padre.

Ingredientes

Para la costra

  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida.
  • Mantequilla a temperatura ambiente para engrasar el molde.
  • 15 galletas María (o galletas Graham si lo quieres hacer estilo Nueva York)
  • ¼ de taza de azúcar
  • ¼ de cucharada de sal

Para el relleno

  • 5 barras de 190 gr de queso crema a temperatura ambiente
  • 1 taza y media de azúcar
  • El zest de un limón entero
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • ½ cucharadita de sal
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 1 taza de crema

Preparación

  • Pon a calentar el horno entre 180 y 200 grados (temperatura media o alta).
  • Pon un litro o dos de agua a hervir.
  • Engrasa un molde desmontable para pastel de 23 centímetros con mantequilla. En un food processor o en la licuadora, muele las galletas María hasta que queden migajas finas. Agrega la mantequilla derretida, el azúcar, la sal y mezcla hasta que todo quede combinado.

(Martha Stewart)

  • Expande la mezcla de migajas en el fondo del molde aplastándola bien. Deja que suba hasta 2.5 centímetros arriba en las paredes. Métela al horno hasta que se dore un poco. Esto toma alrededor de 15 minutos. Sácala del horno y deja el horno prendido.

(Martha Stewart)

  • En una batidora a velocidad media bate el queso crema hasta que quede esponjoso. Recuerda limpiar ocasionalmente las paredes del bowl para que se mezcle bien todo. Empieza a añadir, gradualmente, el azúcar. Sigue batiendo hasta que quede esponjoso. Agrega el zest y el jugo de limón, además de la media cucharadita de sal. Agrega los huevos uno a uno limpiando las paredes del bowl. Cuando hayas echado los cuatro huevos, añade la crema.

(Martha Stewart)

  • Envuelve con papel aluminio el fondo del molde y colócalo en una charola grande de horno (las que son más profundas y que sirven para cocinar piezas grandes, como un pavo). Llena de agua hirviendo la charola hasta que llegue a la mitad del molde.

(Martha Stewart)

  • Cocina hasta que quede todo uniformemente preparado. Puede tomar hasta 1 hora con 45 minutos.
  • Saca el molde de la charola con agua y deja enfriar entre 20 minutos y una hora. Pasa un cuchillo por el borde y deja enfriar completamente. Sácalo del molde desmontable y déjalo enfriar toda una noche. Para esto, es recomendable meterlo al refrigerador toda la noche.

(Martha Stewart)

  • Sirve con frutos rojos, con nieve de fresa, con un poco de mermelada caliente de zarzamora o con lo que más te guste.

¡Disfruta!

Con información de Martha Stewart.