10 consejos para mantener limpio tu refrigerador

Además de dar un mal aspecto, una nevera sucia puede traer riesgos a la salud.
Imagen de archivo (Sean Gallup/Getty Images).

El refrigerador es uno de los electrodomésticos que más fácil se ensucia, sin embargo, hay varios tips para mantenerlo limpio.

Te recomendamos: ¿Debemos lavar los huevos antes de guardarlos en el refrigerador o cocinarlos?

Si no se tienen los cuidados adecuados de higiene, las manchas de comida, los líquidos derramados, los productos caducados y los malos olores, pueden volverse una constante en los refrigeradores.

Además de dar un mal aspecto, una nevera sucia también puede traer riesgos a tu salud.

Afortunadamente hay varios trucos de higiene que podemos seguir para mantener tu refrigerador en perfecto estado; 10 buenos tips para lograrlo son:

1. Cuando derrames algo límpialo inmediatamente; entre más tardes en hacerlo más complicado te resultará quitarlo.

2. Revisa las fechas de caducidad de tus productos y pon en la parte visible los que están por vencerse.

3. Usa recipientes herméticos para guardar tu comida.

4. Para absorber los olores coloca en el interior una manzana; también funciona si usas una rebanada de pan de caja o un poco de bicarbonato.

5. Para impedir que el moho se acumule limpia la goma de la puerta; de esta forma impedirás que se agriete y deje escapar el aire frio del interior.

6. Cuida que la temperatura sea la propicia para evitar la proliferación de bacterias.

7. No conserves sobras de platillos y/o alimentos durante más de cuatro días.

8. Calendariza limpiezas de mantenimiento cada quince días.

9. Por lo menos tres veces al año limpia la parte trasera del refrigerador. La acumulación de polvo reduce su rendimiento y aumenta el consumo de energía eléctrica.

10. Si sales de casa por varios días, vacía el refrigerador, límpialo, desconéctalo y deja la puerta abierta para impedir la formación de bacterias y hongos.

¿Cómo limpiar tu refrigerador?

Para limpiar tu refrigerador de forma sencilla y en poco tiempo, necesitas tener a la mano jabón líquido, un trapo de tela, una esponja y una bolsa de basura.

Después sigue estos pasos:

1. Desconecta el refrigerador y vacíalo.

2. Tira los productos que ya hayan caducado, quita las repisas y con una esponja lávalas usando agua y jabón.

3. Humedece el trapo en agua jabonosa, pásalo a los lados y por la puerta principal para quitar manchas y polvo. Repite el proceso en la parte de arriba.

4. Pon de nuevo las repisas y conecta el refrigerador. Cundo alcance una temperatura adecuada mete nuevamente las bebidas y los alimentos.