Siete piezas de música sacra para escuchar en Semana Santa

Les dejamos las siete mejores piezas de música sacra para la Semana Santa
abril 1, 2021

La religión, para bien o para mal, ha sido una constante fuente de inspiración. Diversos momentos plasmados en la Biblia han sido llevados al arte, ya sea la pintura, la escultura, y por supuesto, la música. La Semana Santa no es la excepción, por lo que les dejamos las siete mejores piezas de música sacra para estas fechas.

1) Johann Sebastian Bach – Pasión según San Juan

Si hablamos de música sacra, no puede faltar Johann Sebastian Bach. El llamado padre la música dejó un amplio catálogo de música inspirada en su fe luterana. Entre esas piezas, están sus famosas Pasiones. La Pasión según San Mateo es muy reconocida, pero la de San Juan no se queda lejos.

Si bien es una obra menos “pulida” que la de San Mateo, esta pieza relata cuando Jesús fue capturado, llevado ante Caifás y Poncio Pilato, juzgado, crucificado y ejecutado.

2) George Frideric Handel – Mesías

“¡Hallelujah!”, este coro es una de las piezas más conocidas de este compositor barroco. Además es una pieza esencial para escuchar durante la Semana Santa. Tras su estreno en 1742, ha sido interpretado por coros de todo el mundo todos los años desde al menos 1745.

El texto comienza en la Parte I con profecías de Isaías — entre otros—, y avanza hacia la anunciación a los pastores. La Parte II, Handel se concentra en la Pasión y termina con el coro “Hallelujah”. La Parte III, que es la última, cubre la resurrección de los muertos y la glorificación de Cristo en el cielo.

3) Gregorio Allegri – Miserere

Gregorio Allegri es una de las grandes maravillas de la música. Su fama se la debe a una sola y magnífica composición, su obra maestra de: Miserere mei Deus, un coro de nueve partes.

El Miserere es una obra envuelta en leyenda y envuelta en misterio, y sin embargo, sus orígenes son muy claros: el Salmo 51, uno de los salmos penitenciales más conocidos.

Miserere mei, Deus, secundum magnam misercordiam tuam.” Es decir: “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme á tu misericordia.” Ideal para escuchar en estos días de Semana Santa.

4) Joseph Haydn – Las siete últimas palabras de Cristo en la cruz

Haydn escribió  este “oratorio”  para el Viernes Santo en Cádiz. La tarea de componer un “oratorio” puramente instrumental que consta de siete movimientos contemplativos lentos es todo un reto. Pero el resultado fue una obra de sublime nobleza, que ha gozado de una gran popularidad desde entonces.

5) Nikolai Rimsky-Korsakov – Obertura de la gran Pascua rusa

Esta obra del reconocido autor ruso es una “desviación” de la mayoría de las obras corales asociadas con las fiestas religiosas. La partitura está precedida por dos citas del Antiguo y Nuevo Testamento, y una tercera escrita por el propio compositor.

6) Gustav Mahler – Sinfonía No 2 — ‘Resurrección’

La segunda sinfonía de Mahler ofrece una excelente viaje musical para la Semana Santa. Desde la tensión de los primeros movimientos hasta la resolución del final refleja los temas de la Semana Santa: muerte y redención, de ahí el título no oficial de “Resurrección”.

7) Ludwig van Beethoven – Cristo en el Monte de los Olivos

A diferencia de otras propuestas musicales más conocidas de esta historia de Semana Santa, el oratorio de Beethoven es una representación mucho más humanista. Hay una intensa tristeza.

Es que para entonces, la audición de Beethoven comenzó a deteriorarse, empeorando gradualmente hasta que quedó completamente sordo alrededor de 1811, y mientras escuchamos a Cristo reflexionar sobre la situación por venir, también podemos escuchar a un Beethoven atormentado y vulnerable lamentando su propia suerte: la tortura como músico de perder esta habilidad fundamental.

 

Autor:
Alina Escobedo Historiadora de profesión y deformación. Nerd y friki por convicción. Caminante de rpgs, navegante de mundos fantásticos y mendiga de buen fútbol.