Un recorrido por las playas de Acapulco

Un recorrido por las playas de Acapulco

Pasa el tiempo y Acapulco sigue siendo uno de los destinos favoritos para el turismo nacional y extranjero.

Esto no es gratuito, este destino conjuga un clima envidiable, atracciones culturales y recreativas, bellos paisajes naturales, una rica vida nocturna, y desde luego, unas playas soberbias. No por nada, se le considera la Bahía más hermosa del mundo.

Y todo esto, a sólo unas cuantas horas de la Ciudad de México.

Ahora que inicia una nueva temporada vacacional, queremos hacer un recorrido por algunas de las playas y sitios más atractivos de este paradisiaco lugar. Te aseguramos que desearás visitar todos…

Acapulco, atardecer
(Imagen tomada de instagram.com/soto.24fit).

Acapulco, atardecer

Playa Majahua en Puerto Marqués

Aunque su extensión es de 150 metros de largo, es una de las playas más concurridas y populares de Acapulco, debido entre otras cosas a su oleaje suave, que la hace ideal para los niños, así como al ambiente relajado y hasta cierto punto rústico de los alrededores.

Además de la playa, el visitante puede disfrutar de los numerosos restaurantes de pescados y mariscos. Se ubica al sur de la Bahía de Puerto Marqués, en Acapulco Diamante.

Puerto Marqués, Acapulco
(Imagen tomada de instagram.com/juliocobix/).

Puerto Marqués, Acapulco

Sinfonía del Mar

Es uno de los sitios más especiales de Acapulco, sobre todo por la increíble vista que brinda del Océano Pacífico y los acantilados circundantes.

Cuenta con un anfiteatro donde frecuentemente se celebran conciertos, eventos y diversos espectáculos; querrás quedarte ahí por horas.

Sinfonía del Mar, Acapulco
(Imagen tomada de instagram.com/andres.z.echeverri).

Sinfonía del Mar, Acapulco

La Quebrada

A unos metros de Sinfonía del Mar se encuentra La Quebrada, un acantilado de 45 metros que se formó en 1934 luego de que parte del cerro fue dinamitado. Desde entonces, varias generaciones de clavadistas se lanzan al mar arriesgando sus vidas, en un bello ritual que se repite día con día.

Estos clavados tienen un alto grado de dificultad pues sus ejecutantes deben calcular el momento exacto para arrojarse y caer justo cuando el nivel del agua es más alto por el oleaje.

Alrededor hay restaurantes y un mirador desde donde pueden observarse los clavados. Este sitio es reconocido en todo el mundo y es uno de los grandes emblemas de Acapulco.

La Quebrada de Acapulco
(Imagen tomada de facebook.com/VisitaAcapulco)

La Quebrada de Acapulco

Playa Revolcadero

Esta playa se ubica en la zona conocida como Acapulco Diamante y cuenta con una extensión de 3.2 kilómetros.

Comprende un tramo del llamado Boulevard de las Naciones. Alrededor hay un importante crecimiento de hoteles de lujo y tiendas departamentales, por lo que el turista además de visitar la playa puede ir de compras a tiendas y boutiques exclusivas.

Playa Revolcadero, en Acapulco
(Imagen tomada de instagram.com/setiman/).

Playa Revolcadero, en Acapulco

Capilla de Las Brisas

La capilla Ecuménica La Paz, mejor conocida como “Capilla de las Brisas”, es un templo ecuménico denominacional ubicado en la zona más alta del cerro El Guitarrón, una de las más elevadas de la ciudad (a unos 402 metros sobre el nivel del mar).

Se le distingue desde muchos puntos de Acapulco gracias a su enorme cruz de 42 metros de altura.

Capilla de la Paz, en Acapulco
(Imagen tomada de Wikipedia).

Capilla de la Paz, en Acapulco

Esta capilla es muy famosa por dos particularidades: Ahí se pueden oficiar bodas entre personas de distintas religiones, y por la impresionante vista que ofrece de la Bahía de Acapulco. Éste último punto la vuelve parada obligada para los turistas.

Para llegar se debe tomar la carretera escénica que comunica Acapulco con la zona de Puerto Marqués, y de ahí tomar la desviación hacia el Club Residencial Las Brisas.

Capilla de la Paz, en Acapulco
(Imagen tomada de Wikipedia).

Capilla de la Paz, en Acapulco

Isla de la Roqueta

Se trata de una isla (la más grande de Acapulco) ubicada muy cerca de las playas de Caleta y Caletilla. Cuenta con varias atracciones para los visitantes, como: dos pequeñas playas, área de buceo y un faro (que ofrece una vista privilegiada de la Bahía de Acapulco).

Para llegar a ella, se debe tomar una lancha en el muelle de Caleta (salen cada 45 minutos). También hay embarcaciones más grandes que ofrecen tours especiales que cuentan con fondo de cristal para la observación de la fauna marina y de la capilla submarina donde está la estatua de la Reina de los Mares, sumergida en 1955 por el atleta acapulqueño Apolonio Castillo.

Isla de la Roqueta
(Imagen tomada de instagram.com/turismo_mexico32).

Isla de la Roqueta

Pie de la Cuesta

A sólo 10 kilómetros de Acapulco se encuentra esta kilométrica playa, famosa por sus puestas de sol y por el fuerte oleaje de su costa.

A lo largo de la playa hay numerosos restaurantes típicos que ofrecen lo mejor de la gastronomía local (no puedes dejar de probar el pescado a la talla), muchos de ellos cuentan con acceso a la playa y a hamacas para descansar.

No hay mejor lugar para dejar de lado tus problemas y disfrutar la vida.

Atardecer en Pie de la Cuesta.
(Imagen tomada de flickr.com/photos/miguelalvarez).

Atardecer en Pie de la Cuesta.

Barra de Coyuca

Otro de los atractivos de Pie de la Cuesta es Barra de Coyuca, una laguna donde se practican deportes acuáticos y que está rodeada de una tupida vegetación, caracterizada por la presencia de manglares.

Si tomas una lancha podrás recorrer sus casi 17 kilómetros de largo, donde es común encontrarse con una gran variedad de aves como garzas y pelicanos, además de pasar por la Isla de los Pájaros y la Isla Montosa.

Barra de Coyuca
(Imagen tomada de https://www.instagram.com/vicgahbler/)

Barra de Coyuca

Caleta y Caletilla

Son dos de las playas más famosas del puerto y están separadas sólo por el acceso a un islote.

Se ubican en el corazón de la zona considerada como el “Acapulco clásico” y en ellas impera el ambiente familiar y festivo. Su oleaje es bajo gracias a la barrera natural que forma la Isla de la Roqueta. Alrededor hay varios restaurantes de pescados y mariscos, así como un mercado de artesanías.

Caleta y Caletilla
(Imagen tomada de facebook.com/VisitaAcapulco)

Caleta y Caletilla

<<< >>>

Si no conoces Acapulco, es un buen momento para hacerlo en esta Semana Santa, seguramente quedarás contagiado por su magia. Y si ya estuviste ahí, entonces aprovecha para reenamorarte de este lugar lleno de vida que siempre tiene algo que ofrecerle a los visitantes de todas las edades.

Acapulco por la noche
(Imagen tomada de facebook.com/VisitaAcapulco)

Acapulco por la noche

comentarios