Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

¿Quién fue Miguel León Portilla, el filósofo mexicano que mostró al mundo la grandeza de los mexicas?

¿Quién fue el gran Miguel León Portilla? Aquí te contamos su biografía y hablamos de su obra: textos, libros, publicaciones, traducciones, etcétera...
octubre 1, 2019

Tal vez muy pocos mexicanos hayan difundido la grandeza del pensamiento y la cultura de los antiguos mexicanos con la intensidad y el esmero del gran Miguel León Portilla, quien dedicó toda su vida a esta tarea. Si no conoces su gran obra, aquí te hablaré un poco de su biografía y de las grandes cosas que hizo: 

León Portilla se dedicó a difundir el pensamiento y la cultura de nuestros antepasados. El éxito de su empresa se nota en el gran número de idiomas a los que se han traducido sus obras (tan solo La Visión de los Vencidos se ha traducido a más de una docena de lenguas alrededor del mundo, la última de ellas fue el chino) y en el reconocimiento que ha recibido por las universidades del mundo (ha recibido Doctorados Honoris Causa de la Universidad de Tel Aviv, de la UNAM, la Universidad de Sevilla, la San Diego State University, la Brown University, la Southern Methodist University, la Université Toulouse Le Mirail, entre muchas otras).

Miguel León Portilla (Secretaría de Cultura de la Ciudad de México).

También ha recibido diversos reconocimientos como el Premio Elías Sourasky de la SEP, el Commendatore de la República Italiana, el Serra Award de la American Franciscan Academy of History, la Medalla Benito Juárez por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, la Medalla Belisario Dominguez por el Senado de la República de México, la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio del gobierno de España, la Orden de las Palmas Académicas en grado de comandante por el gobierno de Francia, entre otros muchos premios.

Un nahuatlahto para el mundo

León Portilla fue uno de los más grandes nahuatlahtos del orbe. Nahuatlahto significa literalmente “hablante de náhuatl”, viene de nahuatl (el nombre del idioma de los mexicas y que significa “lo que suena bien” es decir “eufónico”) y del verbo tlahtoa (hablar). De esta última palabra vienen palabras como Tlahtoani (gobernante, literalmente “el que habla”) y Tlahtolli (palabra).

Dice la doctora Ascensión Hernández que la palabra Nahuatlahto se puede entender también como “intérprete”:

La palabra nace en el seno de la propia lengua como nombre compuesto del sustantivo náhuatl “cosa que suena bien” según fray Alonso de Molina (1510-1579), nombre dado a su lengua por los pueblos hoy llamados nahuas y del verbo tlahtoa, hablar, “el que habla náhuatl”…

Tal es el significado que tienen en los vocabularios de Molina, el de 1555 y el de 1571, en los que se guardan los primeros registros de la palabra con el significado de intérprete, faraute. [ Hernández De León Portilla, Ascensión. Nahuatlahto: vida e historia de un nahuatlismo en Estud. Cult. Náhuatl vol. 41 nov. 2010]

Nahuatlahto significa intérprete y, en un principio, era un intérprete en lengua náhuatl. En este caso, la Malinche se puede considerar como una de las primeras nahuatlahtos de la historia pues traducía el náhuatl al maya y al español, específicamente, fue el nexo entre el mundo náhuatl y el mundo occidental.

Leon Portilla fue un gran nahuatlahto en muchos sentidos, pues se dedicó a traducir una infinidad de textos del náhuatl antiguo y, además, dedicó su vida a descifrar y explicar el pensamiento de los antiguos nahuas para enseñárnoslo a nosotros los mexicanos modernos y al mundo entero.

Esta es una foja del Códice Borgia que representa a Mictlantecuhtli, señor de la tierra de los muertos. (Wikimedia Commons)

Nació el 22 de febrero de 1926 en la Ciudad de México y cursó sus primeros estudios en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Fue en la ciudad de Los Ángeles, California, en donde obtuvo el Master of Arts con una mención Summa cum Laude. Su doctorado lo realizó en la muy ilustre Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y obtuvo el grado con una tesis que marcaría la historia de los estudios filosóficos y los mesoamericanos: La Filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes, que ya ha sido traducida al inglés, al italiano y al alemán.

En ese texto, Portilla explica la figura de los sabios mexicas, los tlamatinimeh, quienes intentaban entender el mundo y se hacían preguntas a cerca del sentido de la vida.

“Historia general de las cosas de Nueva España” de Fray Bernardino de Sahagún. (Wikimedia Commons)

Esta tesis fue revisada por un gran sabio, políglota y polímata: el padre Ángel María Garibay, quien sería el gran referente de la academia mexicana de estudios sobre el la lengua náhuatl y la literatura mesoamericana. León Portilla estudiaría bajo su batuta a lado de eminencias como la paleógrafa y lingüista estadounidense Thelma Sullivan.

Desde entonces, laboró durante más de medio siglo en la Facultad de Filosofía y Letras y en el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM; fue director de este instituto y fue miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM.

Tal vez su libro más exitoso fue La Visión de los Vencidos. Relaciones Indígenas de la Conquista, en donde se recogen los textos con la versión de los indígenas sobre la Invasión de Europa.

El dios del Sol, Tonatiuh se alimenta de la sangre de aves sagradas. AL fondo se puede ver la luna. Códice Borgia, lámina 71.

En este libro, León Portilla recopiló algunos de los principales escritos indígenas que se realizaron años después de la caída de Tenochtitlan (Códice Florentino, los Anales de Tlatelolco y los Cantares Mexicanos). Muestra un panorama de las diferentes perspectivas de aquellas personas que vivieron en carne propia la invasión europea.

Este libro es un hito pues rompió con la historia que se relataba tradicionalmente (y que solo consideraba la perspectiva de los españoles).

Retrato anónimo del célebre conquistador español Hernán Cortés (dominio público).

Al principio del libro se habla de cómo era la vida de los antiguos mexicanos antes de la llegada de los europeos. Después se habla de los varios encuentros que se mantuvieron con los españoles en su internamiento por el continente. La tercera parte habla de la violencia del encuentro entre mexicas y españoles y la caída de Tenochtitlan.

Esta obra ya ha sido traducida al inglés, al francés, al italiano, al alemán, al hebreo, al polaco, al sueco, al húngaro, al serbio, al portugués, al japonés, al catalán, al esperanto, al braille,, al chino y al otomí, incluso ya hay una versión entera en náhuatl.

Aquí hay un video que realizó (ya bastante avanzado de edad) el doctor León Portilla para presentar su obra a la nación china:

In Tlilli in Tlapalli (la tinta negra, la tinta roja o la tinta de colores) era la metáfora con la que los antiguos mexicanos se referían a la sabiduría. Y es que aquel que poseía la tinta negra y la tinta colorida era aquel que poseía el conocimiento (ya que la tinta negra y la colorida estaba contenida en los códices, en los libros en donde estaban depositados sus conocimientos). Sin miedo a equivocarnos podríamos decir que el doctor León Portilla poseía estas tintas.

Como ven, la manera en que el mundo y nosotros entendemos el pasado de México tiene un antes y un después y esa frontera, esas palabras que fungieron como el puente entre ambos mundos, fueron, en gran parte, dichas por el gran nahuatlahto Miguel León Portilla.

Si quieres saber más de su obra aquí te dejo una pequeña lista de sus libros:

  • La filosofía náhuatl en sus fuentes (1956).
  • Siete ensayos sobre cultura náhuatl (1958).
  • Visión de los Vencidos (1959).
  • Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares (1961).
  • El reverso de la conquista. Relaciones aztecas, mayas e incas (1964).
  • Tiempo y realidad en el pensamiento maya (1968).
  • México-Tenochtitlán, su espacio y tiempos sagrados (1979).
  • Quince poetas del mundo náhuatl (1993).
  • Toltecayotl Aspectos de la cultura náhuatl (1980).
  • Tonantzin Guadalupe: Pensamiento náhuatl y mensaje cristiano en el “Nican mopohua” (2000)
  • La huida de Quetzalcoatl (2001).
  • La tinta negra y roja (2008).
  • Nican mopohua: leído a cuatro voces. (2009)

Autor:
José Clemente Núñez Hernández Director Editorial de Especiales y Tendencias de Noticieros Televisa Digital.