Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Qué son las Posadas y cómo hacer una?

¿Sabes que significan las Posadas y cómo se hacen? Aquí te explicamos qué son y cómo organizar una
diciembre 15, 2019

La Navidad está por llegar, pero antes hay una serie de fiestas populares mexicanas que marcan la víspera de la celebración del nacimiento de Jesús: las Posadas.

¿Sabes cuál es su significado y cómo se hacen? Aquí te decimos qué son y cada paso que debes seguir para realizarlas.

¿Qué son y por qué se celebran?

Según la tradición, las posadas conmemoran la peregrinación que hicieron José y María por Belén para el nacimiento de Jesucristo. Se celebran durante los nueve días previos a la Navidad (del 16 al 24 de diciembre); se realiza una por cada mes de gestación de Jesucristo.

De acuerdo con la tradición cristiana (el relato varía en otras tradiciones que cuentan la vida de Jesucristo), José caminó con su esposa María desde Nazaret a Belén para cumplir con sus obligaciones fiscales. Entonces, María comenzó la labor de parto. Pero fueron rechazados en distintos mesones y hogares por lo que tuvieron que refugiarse en un establo que, al final, alguien les proporcionó.

Posada viene del verbo “posar” y según la RAE uno de sus muchos significados es el “alojamiento que se da a alguien”. En la antigüedad, las Posadas eran los lugares en los que uno buscaba refugio (eran algo así como los antiguos hoteles).

En México, la tradición tiene registro desde 1587 por el religioso fray Diego de San Soria, prior del convento de San Agustín Acolman, en el Estado de México. Fue él quien obtuvo una bula papal para que anualmente se celebraran en toda la Nueva España (gran parte de ella es ahora México) las misas de aguinaldo.

‘Posada Tlaxcalteca’. (Nortimex, archivo)

En un principio, las Posadas se celebraban en los atrios de las iglesias y después se extendieron a la vía pública, con luces (velas) por todos lados, con muchos cantos y mucho baile (además de los rezos que caracterizan una ceremonia religiosa).

Para el siglo XIX, las Posadas ya estaban instaladas también en las casas. Hay testimonios que relatan cómo celebraban los ricos, quienes no escatimaban en gastos para agasajar a los asistentes con decoraciones, figuras muy elaboradas del nacimiento y fuegos artificiales. Los niños se vestían de ángeles con túnicas de hilos de plata y de oro, penachos de plumas blancas, zapatos de satín blanco y piedras preciosas en adornos para la cabeza, broches y collares.

Las casas de los no tan ricos se adornaban con heno, ramas de pino, farolas de papel o de vidrio y las posadas eran muy parecidas a las actuales solo que en ese momento, a la hora de entrar los peregrinos, se tronaban cuetes y se rezaba.

Ya en el México del Siglo XX, los faroles de papel fueron cambiados por foquitos de colores. La música ya no era en vivo y los cuetes fueron sustituidos por luces de bengala.

Posada binacional en la frontera entre México y Estados Unidos. (AP, archivo)

En el pasado, las clases altas obsequiaban canastas de porcelana que se guardaban como recuerdo, después se regalaron canastas de palma adornadas con papel de china y actualmente se reparte la colación en bolsas de plástico (estos regalos de dulces, confites o frutas se llaman “aguinaldos”).

En México es costumbre que una colonia organice las posadas y que se dividan los días para que se celebren en distintos lugares del barrio.

Actualmente se ha secularizado la tradición y muchos jóvenes realizan “Posadas” que son fiestas con temática navideña pero en las que ya no se realizan ritos religiosos sino que son un pretexto para el convivio fraternal, previo a las fiestas familiares (son las últimas fiestas del año).

¿Cómo hacer una Posada Tradicional?

Pero si lo que quieres es realizar una posada como las que frecuentaban tus abuelos, aquí te decimos cómo prepararla. Necesitas:

  • Peregrinos (son figuras de José y María).
  • Libro de letanías (se consiguen en las papelerías tradicionales, tianguis, y en las tiendas de abarrotes tradicionales, también hay en algunos supermercados).
  • Velas (hay unas especiales muy chiquitas de colores. Casi siempre traen la letanía en la caja).
  • Colación (son dulces).
  • Silbatos.
  • Canastas de papel o de palma (para adornar elegantemente tu colación).
  • Piñata.
  • Soga o mecate (para la piñata).
  • Frutas de la temporada (cacahuates, mandarinas, limas, tejocotes, cañas, etcétera.).
  • Luces de bengala.
  • Papel picado.
  • Se puede preparar atole, ponche, buñuelos o tamales para los invitados.

¿Cómo celebrar?

En una Posada debe haber piñatas. (Notimex, archivo)

  • Se adorna la casa con el papel picado (faroles, manteles, estandartes…).
  • Para la procesión, los invitados se dividen en dos, unos de ellos deben hacer una fila y cantar los párrafos. Frente a ellos deben ir los santos peregrinos (las figuras de José y María… Hay unas especiales en las que María aparece encinta arriba de un burrito).
  • El otro grupo de invitados son los posaderos. Ambos grupos cantan una parte distinta de la letanía (los peregrinos están afuera de la casa y los posaderos están dentro).

  • Al final de la letanía (que incluye un Rosario) se deja pasar a los peregrinos y se les recibe con canastitas de papel con colación, silbatos y mucho júbilo.
  • Entonces es el momento que los niños más gustan: partir la piñata.
  • La piñata simboliza los siete pecados capitales (las tradicionales tienen siete picos), uno se venda los ojos y debe de pegarle con el palo de la fe (la fe es ciega). Cuando se rompe la piñata entonces caen las gracias del cielo (los dulces y fruta).
  • Una vez rota la piñata, se reparte la fruta entre los invitados y entonces se puede pasar al festejo (tomar ponche, bailar, comer buñuelos y tamales).

Si quieres la letanía (la canción/los versos) para pedir posada, la puedes consultar aquí.

¿Se celebra distinto en tu localidad? Cuéntanos en los comentarios.