¿Qué se celebra el 18 de marzo?

¿QUÉ OCURRIÓ EL 18 DE MARZO?

Fue un viernes por la noche, en este día de 1938, cuando el presidente Lázaro Cárdenas pronunció un mensaje a la nación a través de una emisión radiofónica. ¿Lo singular del solemne anuncio? La expropiación legal de los bienes de las 17 empresas petroleras que operaban en México, la gran mayoría de éstas, de origen estadounidense y europeo.

¿Qué se celebra el 5 de febrero?

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE ESTA FECHA?

Porque por fin se pudo validar el artículo 27, tarea pendiente desde la promulgación de la Constitución Política de 1917. Con la expulsión del capital extranjero, que tanto se había burlado de la soberanía nacional, explotando a los obreros y sometiéndolos a condiciones deplorables de trabajo, el general Cárdenas nacionalizaba la industria petrolera y le atribuía a la nación “el dominio directo de todos los minerales o substancias” del subsuelo, abriendo el camino a la creación de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Lazaro-Cardenas-Expropiacion-Petrolera-18-marzo-Pemex
Lazaro Cardenas, 1936. (AP Photo)

Lazaro Cardenas, 1936. (AP Photo)

¿QUIÉN FUE SU PRINCIPAL PROTAGONISTA?

Lázaro Cárdenas del Río, Presidente de México de 1934 a 1940, y héroe de la Revolución Mexicana. El 18 de marzo de 1938, el militar originario de Michoacán tomó la decisión más crucial de su sexenio; seis años que vieron además la implementación de la Reforma agraria, la nacionalización de la red ferroviaria, la llegada de exiliados españoles y la fundación de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Pero es posible que ningún otro desafío tuvo al presidente tan preocupado como las tensiones que se habían generado entre las petroleras extranjeras y el sector obrero. A pesar de la posibilidad de una intervención militar dirigida por Estados Unidos o el golpe a la estabilidad de la economía nacional, el general Cárdenas le puso un ‘hasta aquí’ a la influencia del capital extranjero. Redactado por su mentor y Secretario de Comunicaciones, Francisco José Múgica, el 18 de marzo el presidente leyó el manifiesto que le devolvía su dignidad al obrero mexicano.

¿POR QUÉ SE EXPROPIARON LOS BIENES DE LAS EMPRESAS EXTRANJERAS?

Porque se habían negado a acatar la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a favor del sindicato, vulnerando los intereses económicos de la nación, como así lo expresó el presidente. El decreto presidencial fue el desenlace de un conflicto laboral que se había estado cocinando desde el Porfiriato, pero que estalló en 1935, a partir de la integración de todos los sindicatos independientes dentro del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. Al año siguiente, el nuevo y fortalecido sindicato inició las negociaciones para la firma de un contrato colectivo que ofreciera a los trabajadores mejores sueldos y prestaciones, semanas de 40 horas, entre otras demandas laborales.

Los administradores de las empresas rechazaron las demandas del sindicato una y otra vez, alegando que no tenían los recursos para satisfacerlas. Los líderes sindicales convocaron al paro general de labores, el cual se hizo efectivo el 28 de mayo de 1937, paralizando la vida económica del país. En junio del mismo año, el presidente Cárdenas convenció a los líderes sindicales que levantaran la huelga y llevaran su pleito ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje como un asunto de orden económico. La Junta ordenó que se realizara un peritaje para determinar si las empresas tenían los suficientes recursos para satisfacer las demandas planteadas por los trabajadores.

En agosto fue presentado ante la Junta el dictamen de la comisión pericial, el cual inclinaba la balanza a favor del sindicato petrolero. Los peritos demostraron que las empresas tenían suficiente solvencia económica para incrementar los salarios, de 14 millones de pesos al año (la contra-oferta inicial de las empresas) a 26 millones. El presidente Cárdenas intervino con el fin de reconciliar a las partes, pero las empresas rechazaron la decisión de la Junta y llevaron su caso a la Suprema Corte para presentar un amparo. Ésta también dictó una sentencia favorable para el sindicato, ratificando el laudo de la Junta. De manera arrogante, las empresas no solo rechazaron a la Corte, sino también emprendieron una campaña con el fin de provocar un colapso económico.

¿QUÉ OCURRIÓ TRAS LA EMISIÓN DEL DECRETO PRESIDENCIAL?

Una vez pronunciado el mensaje, el presidente dejó la sala, se negó a platicar el asunto con su gabinete y al fin de semana siguiente, salió con su familia y sus amigos cercanos al Nevado de Toluca, como si fuera un día de campo, para despejar la mente y calmar los ánimos, lejos del bullicio de la capital. Mientras tanto, en la Ciudad de México, la reacción popular fue eufórica. Los petroleros tomaron las refinerías, entonaron el himno nacional y salieron a las calles en júbilo. A la celebración se les unieron los trabajadores de otros sectores (tal como narran los mismos obreros jubilados en el video de abajo). Era como si la promesa de la Revolución Mexicana, que tantas vidas había cobrado, por fin había sido consumada, veintiocho años después de que estallara la guerra.

¿CUÁLES FUERON LAS CONSECUENCIAS INTERNACIONALES DEL DECRETO?

Los administradores y técnicos extranjeros empacaron sus maletas y se marcharon. Prácticamente de la noche a la mañana, el proletariado quedó al mando de la industria. Pero los accionistas de las empresas expropiadas, así como sus directivos, no estuvieron tan dispuestos a claudicar. Con el apoyo de los gobiernos de Reino Unido y Países Bajos, las petroleras buscaron y negociaron la forma de reclamar sus bienes o, al menos, conseguir una indemnización generosa. La Secretaria de Relaciones Exteriores pudo llegar a un acuerdo con las naciones europeas, no obstante el daño a las relaciones diplomáticas.

El problema principal para el gobierno mexicano vino de Estados Unidos. Las empresas norteamericanas orquestaron otra campaña de desprestigio en la que llamaron a un boicot del crudo mexicano, optando en su lugar por las importaciones venezolanas. El Departamento de Estado defendió los intereses de la iniciativa privada y exigió el pago inmediato de una indemnización que tomara en cuenta el valor de los mantos petrolíferos. Afortunadamente, tanto el embajador en México Josephus Daniels, como el presidente Franklin D. Roosevelt, juzgaron que era mejor política poner en segundo plano los intereses económicos de las empresas ante el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas con México. Ya en 1939, la amenaza del fascismo europeo era el foco principal de la política exterior estadounidense y tener a un vecino adverso al sur de la frontera no era buena estrategia.

¿CÓMO FUE LA CREACIÓN DE PEMEX?

Petróleos Mexicanos nació el 7 de junio de 1938 gracias al impulso del presidente Lázaro Cárdenas a través del Congreso de la Unión. Pemex se consolidó como una empresa estatal con derecho exclusivo a la explotación y administración de los yacimientos de petróleo en territorio nacional. Pemex también reocupó algunos de los inmuebles expropiados a las empresas extranjeras y abrió su primera refinería en 1940 en Poza Rica. No fue sino hasta 1942 que se firmó el primer contrato colectivo con el Sindicato de Trabajadores Petroleros (STPRM). Y aunque no fue el primero como director de Pemex, Efraín Buenrostro fue el ‘cardenista’ que puso en marcha a la paraestatal (1940-1946) como uno de los mayores productores del mundo, a pesar del escenario bélico que se desenvolvía en el Atlántico durante la Segunda Guerra Mundial.

Lazaro-Cardenas-Expropiacion-Petrolera-18-marzo-Pemex
(AP Photo/Alexandre Meneghini)

(AP Photo/Alexandre Meneghini)

¿CUÁL ES EL LEGADO DE LA EXPROPIACIÓN?

Con el paso del tiempo y la progresiva apertura de los mercados a finales del siglo XX, el artículo 27 constitucional ha enfrentado diversas contra-reformas que han buscado, si no la privatización, por lo menos la estimulación de prácticas que permiten la concesión de ciertas actividades a empresas privadas, por ejemplo, en lo referente a la extracción de hidrocarburos. Estas iniciativas a menudo desatan movimientos políticos y sociales que convocan a la sociedad a defender los recursos naturales de la nación, ya sea en el pleno del poder legislativo o en las calles. Más de 80 años después, Lázaro Cárdenas sigue siendo la figura que estos movimientos evocan como símbolo de una lucha nacionalista legítima.

¿CÓMO SE HA CONMEMORADO ESTA FECHA EN EL PAÍS?

La expropiación petrolera es recordada como uno de los grandes logros sociales del siglo pasado y el capítulo que cierra la historia de la Revolución Mexicana. Su legado queda evidenciado por los numerosos monumentos que se levantan por todo el país, así como en las diversas calles, avenidas, estaciones, parques, deportivos, escuelas y demás que llevan el nombre del general Cárdenas o la fecha que marcó el anuncio de la expropiación. En 1946, Pemex renombró la refinería que operaba la empresa subsidiaria El Águila en el Distrito Federal como “18 de marzo”. En 1956 se inauguró la refinería “Lázaro Cárdenas del Río” en Minatitlán, Jalisco. Por muchos años, el rostro de Cárdenas y la historia de la nacionalización de la industria adornaron el billete de 10 mil pesos (y más tarde, 10 nuevos pesos).

Lazaro-Cardenas-Expropiacion-Petrolera-18-marzo-Pemex
Monumento a Cárdenas en Parque España, CDMX (ProtoplasmaKid – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=61796308)

Lazaro-Cardenas-Expropiacion-Petrolera-18-marzo-Pemex

¿El 18 DE MARZO ES UN DÍA FERIADO?

Técnicamente no es un día feriado oficial, pero este año (2019) coincide con el puente del Natalicio de Benito Juárez (tercer lunes de marzo), por lo que el asueto del 21 de marzo se recorre.

Fuentes adicionales: Historia de Pemex; Breve historia de la industria petrolera mexicana.

Ilustración principal: Cuemanche!

comentarios