El Premio Nobel de la Paz mexicano que está en el olvido

El Premio Nobel de la Paz mexicano que está en el olvido

Roc

¿Sabías que México tiene un Premio Nobel de la Paz? A lo largo de la historia, tres mexicanos han sido distinguidos con esta presea que reconoce las contribuciones de hombres y mujeres en diferentes áreas científicas y humanistas, por la fundación sueca Alfred Nobel.

Alfonso García Robles obtuvo el Premio Nobel de la Paz,en 1982, por su trabajo contra el desarme nuclear.

Alfonso García Robles en la ONU. (AP, archivo)

Alfonso García Robles en la ONU. (AP, archivo)

Ocho años después, en 1990, Octavio Paz fue reconocido con el Premio Nobel de Literatura.

Acervo personal de Octavio Paz es monumento artístico
Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura en 1990. (AP, archivo)

Octavio Paz, premio nobel de literatura en 1990, murió en 1998; su acervo personal ha sido declarado monumento artístico. (AP, archivo)

Y en 1995, Mario Molina obtuvo el Premio Nobel de Química por sus estudios sobre el peligro del adelgazamiento de la delgada capa de ozono que rodea la Tierra.

Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995. (AP, archivo)

Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995. (AP, archivo)

El Premio Nobel de la Paz mexicano está en el olvido, casi nadie sabe nada de él, y con motivo de que en los primeros días de octubre, la Academia Sueca anuncia a los ganadores de la presea, año con año, te hablaremos de Alfonso García Robles.

Alfonso García Robles nació en Zamora, Michoacán, el 20 de marzo de 1911 y falleció el 2 de septiembre de 1991, a los 80 año de edad, en la Ciudad de México.

¿Por qué obtuvo un Premio Nobel de la Paz?

El Premio Nobel de la Paz se otorga a quienes luchan por construir un mundo libre de conflictos.

(Facebook: Nobel Prize)

(Facebook: Nobel Prize)

García Robles fue un abogado y diplomático mexicano que llegó a representar a nuestro país en la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que luchó contra el desarme nuclear en el mundo.

Alfonso García Robles. (nobelprize.org)

Alfonso García Robles. (nobelprize.org)

García Robles desempeñó un papel crucial tanto en el lanzamiento como en la implementación del acuerdo en una zona desnuclearizada en América Latina, que se celebró en Tlatelolco el 12 de marzo de 1967.

Al diplomático se le llamó “el padre del Acuerdo de Tlatelolco”, propuesto por Adolfo López Mateos, presidente de México en ese momento.

La prohibición de las armas nucleares aseguraría que América Latina no se involucraría en ningún conflicto entre grandes potencias rivales. García Robles llevó a cabo las negociaciones, y su capacidad empresarial y diplomática merecieron un reconocimiento después de que el acuerdo concluyó con éxito, tras varios años de negociaciones.

Premiación

El 10 de diciembre de 1982, Alfonso García Robles recibió el Premio Nobel de la Paz en conjunto con la sueca Alva Mydral, por su labor a favor de la paz y el desarme.

Alva Myrdal y Alfonso García Robles. (AP, archivo)

Alva Myrdal y Alfonso García Robles. (AP, archivo)

En la ceremonia, Egil Aarvik, presidente del Comité Noruego del Nobel, dijo que “los armamentos nucleares son la causa de mayor preocupación. Con estas armas, el poder asesino de las superpotencias parece haber alcanzado su máximo potencial: el exterminio de la raza humana. En resumen, existen motivos amplios para el pesimismo en nuestro tiempo”, pero “¡renunciar no es humano!”.

Alva Myrdal y Alfonso García Robles recibieron el Nobel de la Paz porque hicieron “una contribución tan notable a la tarea de informar a la opinión mundial sobre los problemas de armamentos y de despertar la aceptación por parte del público en general de su responsabilidad conjunta por la serie de eventos”.

Alva Myrdal, Premio Nobel de la Paz 1982. (Getty Images, archivo)

Alva Myrdal, Premio Nobel de la Paz 1982. (Getty Images, archivo)

La lucha contra el desarme nuclear continua, en 2017, la Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares obtuvo el Premio Nobel de la Paz, por su trabajo para llamar la atención sobre las consecuencias humanitarias catastróficas del uso de armas nucleares y por sus esfuerzos pioneros para lograr un tratado de prohibición de esas armas.

Fue un mensaje para Corea del Norte y Estados Unidos, países que amenazaron con una guerra nuclear.

Alfonso García Robles “manifestó su confianza en que todos los gobiernos poseedores de armas nucleares se convenzan de la necesidad de cumplir sus compromisos, contraídos en organismos internacionales y jurídicamente obligatorios, para la adopción de medidas que tornen en realidad el desarme nuclear”, según publicó la Gaceta UNAM, en 1984.

comentarios