Inicio  /  Especiales

María del Rosario Espinoza: una trayectoria histórica en el Taekwondo

María del Rosario Espinoza logró grandes hazañas en los Juegos Olímpicos, conquistando un total de 3 medallas, esta es su biografía.

María del Rosario Espinoza”. Si googleamos este nombre, las primeras respuestas que arrojará el buscador de internet más famoso del mundo serán relacionadas a que la atleta mexicana ha quedado fuera de Tokyo 2020, sin embargo, y por más curioso que parezca, dicha ausencia solo acentúa lo que la taekwondoín significa en la historia de los Juegos Olímpicos para México, una historia que podría aún no llegar a su fin.

Te recomendamos: Alexa Moreno, la gimnasta que cambió las burlas por el éxito y el reconocimiento mundial

Lograr el éxito a temprana edad puede ser un factor que ayude a elevar o derrumbar la historia de un deportista en la élite mundial, y un ejemplo de ello es María del Rosario Espinoza, una mujer que ha sido capaz de sorprender y sostener las esperanzas e ilusiones de todo un país en sus manos, pies y patadas.

A los 19 años, Espinoza, una casi adolescente en ese entonces, nacida en La Brecha, Sinaloa, puso su nombre ante el mundo entero al ganar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Río 2007 y en el Mundial de la especialidad celebrado en China ese mismo año. En 2008, la mexicana volvió al país asiático y confirmó su papel de favorita al colgarse otra presea dorada, esta vez en el escenario más importante de todos: los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Sí, a los 20 años, María del Rosario ya había conseguido lo que a muchos les lleva toda una vida e incluso en ocasiones no llegan a obtener: éxito continental, mundial y olímpico, lo cual llevó, pese a su corta edad y un futuro por delante, a escuchar especulaciones de un retiro, principalmente motivadas por periodistas, así lo reconoció la taekwondoín en entrevista para TUDN.

“Después del campeonato mundial y los panamericanos termino los Juegos Olímpicos y qué sigue. Querían que me retirara y tenía 20 años, era muy joven”, contó en la plática con la periodista Georgina González.

Si en ese momento Espinoza hubiera decidido retirarse, su nombre en la historia del deporte mexicano hubiera quedado grabado con letras de oro, pero ella lo tenía claro, quería ser más, llegar aún más lejos y así lo hizo, inspirada en la gran leyenda del olimpismo mexicano: Joaquín Capilla.

Con metas cumplidas y medallas en su cuello, María del Rosario enfocó en su horizonte nuevos objetivos, ambiciosos pero con consciencia de su alcance.

“Entrenaba en el Comité Olímpico Mexicano (COM) en ese momento y veo el mural con Joaquín Capilla y me dije: ‘puedo hacer eso, estar en varios Juegos Olímpicos.

“Me visualicé como Joaquín Capilla en el mural del COM, así como estamos varios medallistas olímpicos y no solo una vez, sino varias veces, a pesar de que cada ciclo olímpico no ha sido fácil”, recordó y reconoció la atleta mexicana.

Con la inspiración clara y el futuro establecido en el horizonte, lo ‘único’ que tuvo que hacer María del Rosario fue trabajar, esforzarse al punto que logró ser considerada la mujer deportista mexicana más importante de todos los tiempos.

Tras su oro en Beijing 2008, la taekwondoín regresó a dos Juegos Olímpicos más y en ambos se colgó una presea. En Londres 2012 obtuvo el bronce y en Río 2016 la plata, cerrando el círculo perfecto de reconocimientos que se pueden dar en una justa olímpica.

Además de sus medallas olímpicas, Espinoza también sumó éxitos en Mundiales y competencias continentales, entre las que destacan:

  • Bronce en Muju 2017 – Campeonato Mundial
  • Plata en Manchester – Campeonato Mundial
  • Plata en Toronto 2015 – Juegos Panamericanos
  • Oro en Mayagüez 2010 – Juegos Centroamericanos y del Caribe
  • Oro en Veracruz 2014 – Juegos Centroamericanos y del Caribe

De Tokyo a París, del retiro al persistir

En abril del 2020, en entrevista para el programa Versus de TUDN, María del Rosario reconoció que, si en 2016 hubiera sabido que el ciclo olímpico rumbo a Tokyo 2020 iba a ser de 5 años (así fue por la pandemia del COVID-19), quizá no lo habría realizado, lo cual hubiera significado -casi por seguro- su retiro de las justas olímpicas.

“Si me hubieran dicho que el ciclo olímpico iba a durar cinco años, no sé si lo hubiera hecho, pero ahora sé que estoy en la recta final”, reconoció la atleta, quien en ese entonces aún debía ganarse su lugar en la justa olímpica japonesa, algo que finalmente no llegó.

A mediados del mes de mayo, Espinoza perdió, ante Briseida Acosta en la categoría de 67 kilogramos, su oportunidad de ir a Tokyo 2020, y a sus 33 años todo hacía indicar que prácticamente se retiraría del deporte profesional, pero tampoco fue así.

En entrevistas posteriores a su derrota, la taekwondoín reconoció que los planes de retiro a corto plazo no están presentes, pues aún aspira a seguir obteniendo buenos resultados, como la medalla de plata que consiguió en el Campeonato Panamericano celebrado en Cancún días después, e incluso ve el campeonato mundial de la especialidad (a disputarse en Wuxi, China) como una posibilidad real.

¿Y París 2024? Aunque parece una oportunidad lejana, María del Rosario aún no ha decidido cerrar por completo esa posibilidad. “Mientras siga disfrutando el momento de pararme en un área de entrenamiento y en una competencia (seguiré)”, aseguró la atleta, quien hasta estos momentos es la deportista mexicana en activo más ganadora en Juegos Olímpicos.

Espinoza aseguró que, en su momento, una gran inspiración fue Joaquín Capilla y ella también logró ser partícipe de múltiples Juegos Olímpicos, sin embargo… ¿podrá María del Rosario seguir motivándose en la figura del legendario clavadista para alcanzar su récord de cuatro medallas olímpicas? El tiempo responderá.

Más especiales