Lee también:

La verdadera aportación del GIEI en el caso Ayotzinapa